Conducir con menores sin protección tendrá mayor castigo

La Fiscalía podría perseguir por vía penal a aquellos conductores que, en caso de accidente, no tuvieran garantizada la seguridad de los ocupantes, cuando se trate de menores o personas que precisen protección. Esta es una de las conclusiones de la reunión que mantuvo ayer en A Coruña el fiscal superior de Galicia, Carlos Varela, con el teniente coronel jefe de Tráfico de la Guardia Civil en Galicia, José Hermida; el coordinador territorial de Tráfico, Pedro Pastor, y los fiscales delegados de Seguridad Vial de A Coruña y Pontevedra, Eugenia López e Carlos Gil, respectivamente
En el encuentro se repasaron varios aspectos que inciden en la seguridad viaria y pueden tener relevancia penal como la responsabilidad del conductor como garante de la seguridad de los ocupantes. Los fiscales reconocen que esta una cuestión 'controvertida', ya que en algunas ocasiones podría llegar a incriminarse a un padre por la muerte en accidente de su hijo, pero más allá de este supuesto el conductor adquiere una posición de garante respecto a los ocupantes del vehículo, sobre todo si son menores o personas que no pueden valerse por si mismas.

En los supuestos en que, en caso de accidente, el conductor no tuviese adoptado para los acompañantes las medidas de seguridad legalmente establecidas, como el uso del cinturón o de asientos para niños se podría imputar un delito de homicidio o de lesiones imprudentes, y más si la culpa del siniestro fue suya.

También se abordó en la reunión la manipulación de tacógrafos. que hasta ahora sólo daba origen a sanciones administrativas. Los representantes del Ministerio Público consideran que estos actos podrían ser perseguidos como un posible delito de falsificación de documento oficial.

Te puede interesar