Galicia

El cierre de Alcoa San Cibrao afecta a más países europeos

Galicia

Galicia

El cierre de Alcoa San Cibrao afecta a más países europeos

Concentración de trabajadores de Alcoa y sus familiares el viernes en la Praza do Obradoiro de Santiago.
photo_cameraConcentración de trabajadores de Alcoa y sus familiares el viernes en la Praza do Obradoiro de Santiago.
El Comité de Empresa Europeo considera más caro apagar las cubas que tenerlas funcionando

nnn El Comité de Empresa Europeo de Alcoa considera que el cese de la producción de aluminio primario en San Cibrao es "negativo" y responde a una "decisión estratégica de nivel corporativo" que no tiene en cuenta "el potencial de la factoría y las "graves consecuencias económicas y sociales para toda una región" y para otros países europeos. Así lo afirma el presidente del Comité de Empresa Europeo (CEE) de Alcoa, Stial Nordan Jensen, en una carta o a los comités de empresa locales y a los sindicatos que representan a los empleados de Alcoa, en relación al cierre de la fábrica y al consiguiente cese de las cubas propuesto por la empresa. 
Según el comité existe "una gran necesidad de una política industrial activa a nivel nacional y europeo para defender los empleos", ya que considera que trabajadores de Madrid, Hungría Holanda podrían verse afectados por el cierre de la fábrica de aluminio primario.  "La pérdida sustancial de producción y empleo en Europa que la propuesta causaría, llevará a una reducción de las actividades en los puestos de trabajo y en puestos de responsabilidad, especialmente en el centro de servicios compartidos en Hungría", dice el comité, que añade que "los gastos generales de las otras plantas tendrán que aumentar", por lo que, en cualquier caso, "tendrá un efecto en los demás países europeos".
El CEE de Alcoa recuerda en la carta que la reorganización de la producción "podría dar lugar a la rescisión de hasta 534 contratos de trabajo" y además "estarían en juego otros 400 puestos de trabajo de las empresas subcontratistas".

estrategia de la compañía
En la carta, el comité apoya a los "colegas" españoles para mantener los puestos de trabajo en la región gallega y muestra su preocupación sobre la estrategia industrial de Alcoa en Europa: "¿La empresa sigue interesada en Europa como base para la producción, o sólo como mercado para vender productos importados?", se pregunta en el escrito.
El CEE de Alcoa considera que los costos de cerrar temporalmente las cubas "podrían ser más altos que mantenerlas en funcionamiento" y que una estimación justa indicaría que "si se pudiera encontrar un comprados en un plazo de 30 a 40 semanas que continuara con las cubas en funcionamiento", a la empresa le saldría más barato que cerrar.
"Incluso sin considerar los efectos externos en la región (ajustes en el suministro de electricidad, desempleo de los subcontratistas, etc.) hay una sólida razón económica contra el cierre temporal de las cubas", explica el comité. 
Y es que para este organismo, la combinación de una planta de aluminio primario y una refinería "es un punto fuerte", aunque la propuesta pone en riesgo el futuro a largo plazo de la fundición. Además, supone "un paso más en el debilitamiento de la base industrial de Europa, sucumbiendo al juego de poder de otros actores globales como China", asegura.
"¿Está Alcoa dispuesta a cooperar en la búsqueda de un comprador o inversor? ¿Se puede llegar a un acuerdo para mantener las cubas abiertas?, se pregunta el comité en relación a la búsqueda de un acuerdo que satisfaga a todos.

La Xunta avisa a la empresa de que puede haber "fraude de ley"

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria en funciones, Francisco Conde, afirmó ayer que Alcoa debe tener en cuenta, en el proceso de negociación del expediente de regulación de empleo (ERE) para la planta de San Cibrao (Lugo), el nuevo contexto generado por la aparición de un inversor interesado en su compra y le advierte de que, "si actúa de mala fe" puede incurrir en "un fraude de ley y se podría, incluso, invalidar el ERE".
En declaraciones a la Radio Galega, Conde señalaba que la Xunta no ha recibido todavía una respuesta de la multinacional al requerimiento del Gobierno gallego para que retire el ERE para 534 empleados tras conocerse que el grupo de origen británico Liberty House está interesado en hacerse con las instalaciones de Alcoa.
La situación y las novedades han sido notificadas también a la Inspección de Trabajo, ha informado el conselleiro, que ha indicado que en la reunión de este lunes con el comité de empresa de Alcoa y representantes de Liberty House espera conocer el plan industrial y energético de esta compañía, así como las previsiones sobre el empleo par el caso de que se convierta en la nueva propietaria de la planta. "Esperamos que tanto el Gobierno como Alcoa dejen a un lado las excusas", ha pedido Conde, que ha llamado a alcanzar un acuerdo para la venta y ha vuelto a reclamar al Ejecutivo estatal que concrete el marco energético.
El conselleiro ha considerado que es el Gobierno central el que tiene que "tomar la iniciativa" por el precio eléctrico.n

Más en Galicia
Comentarios