España

Los votos de Lugo y A Coruña dieron una marcha más para la cuarta mayoría del PP

España

Elecciones 12-J

Los votos de Lugo y A Coruña dieron una marcha más para la cuarta mayoría del PP

El BNG se encarama a la segunda posición en todas las provincias a costa de los socialistas, aunque el PSOE gana un escaño en Ourense y Pontevedra 

Los votos aportados por las provincias de Lugo (más de 87.000) y A Coruña (más de 254.000) han sido cruciales para que el PP retenga por cuarta vez consecutiva la mayoría absoluta. En el caso de A Coruña los populares ensancharon su base ganando un diputado con respecto a 2016 —ganaron un 1,4% más en número de votos—, con lo que ahora serán catorce los escaños. 
Por lo que respecta a Lugo, la cosecha para Feijoo supone meter un diputado más en la cámara, pasando de ocho a nueve, gracias a crecer un 2,% en relación al 2016. Pontevedra ha mantenido estable el respaldo de hace cuatro años al PP, que sigue con once escaños —con más de 184.000 papeletas—. 
El pinchazo se ha producido en esta ocasión en Ourense, uno de los graneros habituales del PP, que se deja un escaño por el camino, aportando ahora ocho diputados. Consiguió más de 81.000 votos, pero pierde más de 12.000 en relación a hace cuatro años. 

EL BNG
Pero, sin duda, una de las conclusiones determinantes es el crecimiento del BNG. Los nacionalistas incorporan en A Coruña siete parlamentarios, subiendo cinco. Contabilizaron 130.000 papeletas, más de 79.000 en relación a hace cuatro años. 
En Lugo la formación nacionalista también se fortalece al conseguir ser la segunda fuerza tras el PP, gracias a los 34.000 votos, aumentando más de 20.000 en cuatro años. Solo tenía el Bloque 2016 un parlamentario y ahora pasa a tres.
En Ourense el Bloque también da el sorpasso y se sitúa como segundo partido por porcentaje de votos (19,91%), creciendo casi 14 puntos en cuatro años y sacando la segunda plaza a los socialistas. Los nacionalistas pasan de un diputado a conseguir tres.
Pontevedra ha sido otra de las provincias en las que el BNG se situó como segunda fuerza, con seis diputados, sumando cuatro en relación al 2016. Superó los 108.826 sufragios y crece más de 64.000.

EL PSOE
Las expectativas de los socialistas se vieron truncadas ya que pasaron a ser el tercer partido por escaños. En A Coruña se quedaron con cuatro diputados, uno menos que en 2016, mientras que en Lugo también perdieron un representante, quedándose con dos escaños. El comportamiento mejor se ha dado en Pontevedra, donde gana dos escaños y en Ourense, al incorporar un escaño más y situarse con tres, uno mas que en la actualidad. 

EL RESTO
La jornada de ayer certificó también la drástica pérdida de respaldo de Galicia en Común en todas las provincias y los escasos respaldos obtenidos por fuerzas como Ciudadanos, Vox o Marea Galeguista en todas las provincias. 

Los populares también se mantienen líderes en las siete principales ciudades

El voto urbano ha sido otro de los aliados en el triunfo de Feijoo, aunque en algunas plazas perdiendo en los últimos cuatro años un importante colchón de votos. Los nacionalistas han firmado crecimientos sostenidos en todas las ciudades y el PSOE han tenido resultados muy desiguales. 
Los populares son la fuerza política de referencia en Ourense, con más de 20.000 votos, superando el 45% de los sufragios, aunque se deja por el camino más de 2.000 votos en cuatro años. El crecimiento del BNG ha sido espectacular, ganando 8.600 votos para superar ahora los 11.000. El PSOE es el tercer partido urbano, con algo más de 10.000 papeletas, unas 200 menos que hace cuatro años.
En Lugo los populares pierden  más de 700 votos, pero siguen de primeros gracias a los 22.000 sufragios obtenidos. También en esta ciudad el BNG se sitúa en la segunda plaza, al crecer 7.000 votos y superar más de 10.000. Por su parte el PSOE se deja en la cita electoral de ayer casi 1.500 votos y quedarse en más de 7.000.
El caso de Vigo supuso una pelea cuerpo a cuerpo entre PP y PSOE. En el feudo de Abel Caballero, tío del candidato socialista, Feijoo superó los 42.000 apoyos, aunque perdió más de 8.000, mientras que el PSOE ganó casi 2.000 para subir hasta los 42.000. Los nacionalistas crecieron en cuatro años en más de 21.000 votos, superando ahora los 30.000.
Pontevedra, uno de los clásicos feudos nacionalistas, dio más de 10.000 votos al Bloque, sumando casi 4.000 en relación a las últimas autonómicas, pero el liderazgo sigue siendo para el PP, con 16.000, aunque pierde en torno a 1.500. El PSOE gana un centenar y superó los 7.000.
En Santiago PP y PSOE perdieron apoyos (1.500 y 1.800) y el BNG también consiguió superar su registro ganando más de 8.000 sufragios. A Coruña apostó por el PP (52.000 votos), aunque perdió casi 3.000, mientras que los socialistas perdieron 2.000 y el BNG ganó casi 19.000. 
En Ferrol el PP sacó unos 7.000 votos al PSOE, mientras que el BNG incorporó 4.000 sufragios.n

Más en España
Comentarios