Atlántico

ESPAÑA

Victoria amarga para el PSOE, que gana las tres elecciones pero no logra gobernar Madrid y puede perder Aragón

Las elecciones municipales, autonómicas y europeas de este domingo han arrojado una victoria amarga para el PSOE, que ha sido el partido más votado en los comicios locales y europeos y también en 10 de las 12 comunidades autónomas que estaban en juego, pero ha visto escapar el gobierno de la Comunidad de Madrid y corre el riesgo de perder Aragón si el PP pacta con Ciudadanos y Vox.

(i-d) El secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, y los candidatos socialistas a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, y al ayuntamiento de Madrid, Pepo Hernández
(i-d) El secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, y los candidatos socialistas a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, y al ayuntamiento de Madrid, Pepo Hernández
Victoria amarga para el PSOE, que gana las tres elecciones pero no logra gobernar Madrid y puede perder Aragón

Apenas un mes de ganar las elecciones generales, el PSOE ha revalidado su liderazgo en términos aritméticos en otras dos citas de ámbito nacional, con mejor resultado en las europeas que en las municipales.

En las elecciones europeas, con una participación del 64,31 por ciento (10 puntos menos que en las generales) el PSOE ha tenido 7,34 millones de votos, cerca de los 7,5 de las elecciones generales. En las municipales, con una participación del 65,21 por ciento, los han tenido 6,63 millones de votos.

El resultado son 20 escaños en el Parlamento Europeo que permitirán a los socialistas españoles ser el grupo más numeroso dentro de los socialdemócratas europeos mientras, en España, el PSOE no logra afianzar su poder. El propio Pedro Sánchez, que ha comparecido en la sede de su partido, dejaba traslucir su decepción.

En el ámbito autonómico, la división del voto de derechas ha permitido al PSOE ser primera fuerza política en comunidades donde no ocupaba este puesto desde hace décadas, como la Comunidad de Madrid (la perdió en 1991), Castilla y León (1987) y Murcia y La Rioja (ambas las perdió 1995).

Sin embargo, la derecha puede sumar --en Castilla y León ni siquiera haría falta Vox-- y es posible que La Rioja sea el único Gobierno autonómico que el PSOE arrebate al PP. El PSOE ha vuelto a ser primera fuerza en Canarias, pero allí también es posible un pacto de CC con la derecha y otros partidos.

MAYORÍA ABSOLUTA EN EXTREMADURA Y CASTILLA-LA MANCHA

Los socialistas gobernarán con mayoría absoluta en Extremadura y Castilla-La Mancha, comunidad donde han vuelto a ser los más votados, y pueden mantener con pactos de izquierdas Asturias y Baleares, donde han sido primera fuerza por primera vez en la democracia.

En Navarra, el PSN ha sido segundo, por detrás de Navarra Suma (PP, Cs y UPN), pero un pacto de izquierdas necesitaría obligatoriamente contar con Bildu --como mínimo con su abstención--. En Cantabria, los votos del PSOE permitirán seguir gobernando al PSC de Miguel Ángel Revilla.

RESULTADOS MUNICIPALES

En el ámbito municipal, los socialistas mantienen las alcaldías de Sevilla, Vigo --con mayoría absoluta, igual que Soria y Huelva--, Lugo, Toledo, Segovia, Valladolid y Castellón y pueden hacerse con Cuenca, Orense, Santiago y Gijón.

Pese a no ser primeros, también pueden conseguir La Coruña y Ferrol, pero perderán Granada si pactan PP, Ciudadanos y Vox, fórmula que puede repetirse en Jaén. En Las Palmas, pese a la victoria del PSOE, la llave entre la izquierda y la derecha la tiene CC.

Sin embargo, en Madrid el PSOE ha caído del tercer al cuarto puesto, con un 13,73 por ciento de votos y sin la perspectiva de poder apoyar un gobierno municipal de izquierdas. El `fichaje` de Pepu Hernández no ha llevado a mejorar resultados. En Zaragoza, los socialistas se han quedado a un concejal.

En Barcelona, el PSC es tercero, por detrás de ERC y Barcelona en Comú, pero ha logrado mayorías absolutas en seis municipios del área metropolitana (L`Hospitalet del Llobregat, Santa Coloma de Gramenet, Cornellà de Llobregat, Gavà, Esplugues de Llobregat y Badia del Vallès). En Tarragona, el PSC ha ganado pero ha empatado en concejales con ERC, al revés que en Lleida. En el conjunto de España, las 17 capitales de provincia que hasta ahora tienen alcalde socialista pueden convertirse en 13.

NEGOCIACIONES EN LOS TRES NIVELES

Este es el panorama con el que el PSOE de Pedro Sánchez deberá emprender las conversaciones para la investidura en el Congreso, que inevitablemente se entremezclarán con las negociaciones de pactos autonómicos y municipales.

Podemos, que aspira a gobernar con Sánchez entrando en su Ejecutivo, ha salido muy debilitado de la triple cita electoral de este domingo, pero los socialistas los necesitarán para gobernar también en Asturias --aunque también sería posible un pacto con Ciudadanos--, Baleares y La Rioja.

Si el PSOE renueva su pacto con el PRC de Revilla en Cantabria, allanará definitivamente el camino para que el diputado regionalista en el Congreso apoye a Sánchez. Está por ver, en cambio, qué pasará en Canarias, donde el PSOE ha sido primera fuerza pero CC podría, o bien buscar un pacto con todos los demás para mantenerse en el Gobierno, o intentarlo con el PSOE a cambio de los votos de sus dos diputados en el Congreso.

En Navarra, está en manos del PSN intentar un pacto con la izquierda y los nacionalistas, Bildu incluido, o facilitar el gobierno de Navarra Suma, la coalición de PP, Ciudadanos y UPN, en un contexto en el que los dos diputados de UPN en el Congreso pueden llegar a ser valiosos.