España

Vergüenza casi general por la trama de corrupción socialista

España

sentencia de los ere

Vergüenza casi general por la trama de corrupción socialista

El presidente Juanma Moreno.
photo_cameraEl presidente Juanma Moreno.
Moreno cree que Andalucía se despojó ya de lastres del pasado, y Ábalos, que al Gobierno no le afecta
n n n  El caso de los ERE percute de nuevo sobre el PSOE, en un momento clave donde busca los apoyos para gobernar en España, con la sentencia condenatoria para dos de sus líderes históricos en Andalucía por una causa que pesa como una losa desde hace una década.
Una hora después de conocerse la sentencia, el presidente andaluz, Juanma Moreno (PP), realizó una declaración institucional en el Palacio de San Telmo para expresar la "vergüenza" que supone para la Junta las condenas a ex altos cargos socialistas. "Un día triste para Andalucía", aseguró Moreno, que cree que la comunidad ya "se ha despojado de los lastres del pasado" y ha acabado con "los tiempos de la corrupción".
El PSOE andaluz, a través de su número dos, Juan Cornejo, reafirmó "la defensa de la honorabilidad y la honradez de los expresidentes de la Junta", y cree que la sentencia indica que "ni se han enriquecido ni se han llevado un solo euro a su bolsillo".
Desde Madrid, el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, marcaba distancias al sostener que el fallo condenatorio de los ERE "no afecta ni al actual Gobierno ni a la actual dirección del PSOE".
El líder andaluz de Ciudadanos y vicepresidente de la Junta, Juan Marín, presumió de que su partido fue el "freno a la corrupción del PSOE", en alusión a que pidió a los expresidentes que entregasen su actas de senador y diputado cuando fueron imputados en el caso.
En opinión de la coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, con la sentencia de los ERE el PSOE-A se muestra "como lo que es, un partido cargado de corrupción que ha sobrevivido en el poder haciendo trampas".
Para Vox en Andalucía, el fallo "es una vergüenza para Andalucía, para la Junta y para el Partido Socialista", censuró su portavoz parlamentario autonómico Alejandro Hérnández.
José María González Santos, "Kichi", alcalde de Cádiz, se manifestó contrariado y se preguntó "y ahora, ¿quién devuelve tantos millones de dinero público robado? Y ahora, ¿quién restablece la confianza que han roto? Hoy -por ayer- se condena a toda una generación de políticos que empobreció nuestra tierra. Hasta 680 millones de euros nos han quitado".
José Bono, exministro socialista, acogió con "gran tristeza" el fallo judicial que ha condenado a José Antonio Griñán: "Sigo creyendo, pese a la sentencia, que no se ha llevado ni un euro a su casa".
Pablo Casado, presidente del PP, reseñó que "Sánchez llegó al poder censurando injustamente a un gobierno honesto. Ahora debe ser coherente y asumir responsabilidades por el mayor caso de corrupción de la historia de España, que ha condenado a dos expresidentes del PSOE y de la Federación que le aupó a la Secretaría General".
Santiago Abascal, presidente de Vox, señaló que "la sentencia debería tener como respuesta el aislamiento del partido más corrupto de Europa. Pero no lo haréis porque sois iguales. Esa es la realidad del socialismo: gastarse en droga y en burdeles el dinero del pueblo al que se deja en la miseria". 
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, dijo que "el bipartidismo trajo corrupción. Llegarán más sentencias como esta que retratan una época. España no volverá a tolerar la corrupción".
La portavoz de Ciudadanos, Inés Arimadas, consideró por su parte que la sentencia es demoledora para el PSOE: 19 cargos condenados por saquear cientos de millones de los andaluces. ¿Pedro Sánchez o alguien del PSOE asumirá responsabilidades políticas o la corrupción solo es intolerable si es de otros?". n