Los usuarios muestran su indignación en los juzgados por las tasas judiciales

Usuarios y abogados han expresado hoy a las puertas de las principales sedes judiciales su indignación por la subida de las tasas judiciales para recurrir a los tribunales por considerar que limitan el acceso de los pobres a la justicia.
En Madrid y en Valencia, algunos ciudadanos han rechazado el incremento de las tasas judiciales, en tiempos de crisis, mientras que, en Barcelona, la oficina de registro ha trabajado con normalidad, después de vivir ayer una actividad 'frenética', al publicarse en el Boletín Oficial del Estado la ley que las regula.

En los juzgados de la madrileña Plaza de Castilla, una ciudadana llamada Jacinta Santos ha estimado que, con esta subida de tasas, van a denunciar los 'poderosos' porque los que no tienen dinero seguramente no podrán hacerlo.

Otro usuario, Juan Jiménez, se ha mostrado de acuerdo con ella en que los pobres no pueden denunciar ni una multa y se ha preguntado quién podrá pagar las tasas judiciales.

Por su parte, otro ciudadano llamado Francisco ha explicado que en asuntos de pequeña cuantía puede que haya que pagar más de tasas que lo que se esté discutiendo en el procedimiento, con lo que 'el particular lo va a pensar mucho antes de meterse en un pleito'.

'Al final, solo habrá pleitos de empresas a las que les da igual pagar 500 ó 1.000 euros más en una reclamación, mientras que al particular no le va a dar igual', ha pronosticado.

En su opinión, con la ley de tasas judiciales, 'no se está respetando el principio de igualdad, sino que se está favoreciendo más a unos que a otros o se está poniendo cortapisas a unos para que no accedan a la justicia'.

En la Ciutat de la Justicia de Barcelona, la oficina de presentación de demandas ha trabajado con normalidad, después de la actividad frenética de la mañana de ayer, tras la publicación de las tasas en el Boletín Oficial del Estado.

Ayer se formaron largas colas frente a la ventanilla para la presentación de demandas, donde un solo funcionario se vio desbordado de trabajo sobre todo hacia el mediodía, dado que abogados y procuradores presentaron sus escritos para librarse de las tasas, según fuentes judiciales.

Ese mismo funcionario sellaba hoy las pocas demandas entrantes en la oficina sin poder dar respuesta a la pregunta formulada por la mayoría de abogados y procuradores, que quieren saber cuándo y de qué forma se les cobrará la tasa judicial, teniendo en cuenta que a día de hoy no están disponibles los impresos oficiales para formalizar el pago del impuesto.

En la Ciudad de la Justicia de Valencia, el parecer general de los abogados es que la nueva normativa va a dificultar el acceso a la justicia de las personas y que se pretende 'desatascar' los juzgados en función de criterios económicos, según el letrado José Alberto Pizcueta.

Esta opinión es compartida por el abogado Isidro Tomás, quien señala que la gente 'ya está bastante mal en estos tiempos' para que le impongan unas tasas que 'vulneran totalmente el derecho a una tutela judicial efectiva' y que mucha gente 'no va a poder asumir'.

La indignación también era evidente en ciudadanos como Francisco Ballester que considera que con esta nueva normativa se limita el acceso a la justicia a los pobres o como María Paz Gómez, que pide que se 'empiecen a quitar' dinero la gente que está en el poder y dejen de cargar las tintas sobre el ciudadano de a pie.

Te puede interesar