El asesino confeso de la joven sevillana, Miguel Carcaño, dice que hablará cuando sea juzgado

Silencio entre los autores de la muerte de Marta del Castillo

Los padres de 'El Cuco' asistieron con un pasamontañas al juicio contra su hijo. (Foto: JOSÉ MANUEL VIDAL)
El asesino confeso de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, se negó ayer a declarar en el juicio contra el menor de edad acusado de la violación y asesinato, por lo que el juez solo escuchó a María García, novia de su hermano, quien afirmó que no oyó nada y que 'allí no hubo nada'. Carcaño, que fue trasladado al Juzgado de Menores desde la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla), no cruzó miradas con el acusado Javier G.M., apodado 'El Cuco', de 15 años cuando supuestamente violó a Marta, y tampoco miró la pantalla cuando el juez ordenó reproducir un vídeo con la reconstrucción de los hechos.
El fiscal, el abogado de los padres de Marta y la defensa consignaron por escrito las preguntas que pensaban hacer a los testigos, entre ellos la de dónde se encuentra el cuerpo de la víctima, según informaron a la prensa abogados presentes en el juicio, que se celebra a puerta cerrada. Al término de la sesión, el padre de Marta, Antonio del Castillo, lamentó ante los periodistas este silencio, que 'era el cartucho que tenía en este juicio para encontrar a mi hija'. También opinó que 'la posición de 'El Cuco' está cambiando, ya no está tan fuerte' porque 'se están echando abajo muchas cosas'.

El juicio debía escuchar ayer como testigos al asesino confeso, a su amigo Samuel Benítez, acusado de ayudarle a deshacerse del cuerpo de Marta, y a Francisco Javier Delgado, hermano de Carcaño, que se acogieron a su derecho a no declarar porque están procesados en el futuro juicio ante un tribunal de adultos. El letrado de Samuel, Manuel Caballero, aseguró que la indefensión deriva de que los abogados, aunque estuvieron presentes, no podían preguntar o repreguntar e incluso a su cliente solo le leyeron sus declaraciones a la Policía y no en el juzgado, donde se retractó de su primera confesión.

José Manuel Carrión, defensor de Francisco Javier Delgado, aseguró que su cliente proclamó su inocencia, se ratificó en sus declaraciones previas ante el juez de instrucción y anunció que declarará cuando sea juzgado, 'asistido por su letrado y con todas las garantías'.

Te puede interesar