España

Sanidad devuelve 9.000 test rápidos a China que no cumplían los requisitos

España

españa

Sanidad devuelve 9.000 test rápidos a China que no cumplían los requisitos

El ministro de Sanidad, Salvador Illa
photo_cameraEl ministro de Sanidad, Salvador Illa
La Embajada del país asiático asegura que "España adquirió los kits para pruebas de COVID-19 a una empresa sin licencia"

nnn El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, confirmó ayer la devolución de un lote de 9.000 test rápidos de coronavirus suministrados por una empresa china a España al no cumplir con el marcado CE de calidad.
Sanidad justificaba después que la partida de test rápidos para detectar el coronavirus que no cumplen los estándares de calidad los compró a un proveedor nacional "de confianza", y ofrecían "todas las garantías" de la marca CE, por lo que ha rechazado que haya habido "negligencia". Lo aseguraba el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una comparecencia en la Comisión de Sanidad del Congreso.  Illa anunció el miércoles la compra de 5,5 millones de test rápidos a dos proveedores, que serán distribuidos entre este mes y abril. 
"Intento ser un ministro de Sanidad decente", les ha dicho Illa a los diputados y ha sido tajante al responder a la petición del representante de Vox, Luis Steegmann, de que cesase al director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón: "No voy a cesar a nadie de mi equipo y no digo mas". El problema de los test rápidos defectuosos y la necesidad de que se adquieran más para realizar pruebas de forma masiva ha sido uno de los temas en los que han incidido todos los grupos.
Illa ha asegurado que antes de comprar ese lote, en el que posteriormente se detectó una escasa sensibilidad, se verificó al fabricante", que "era un proveedor de confianza". Se trata de un partida de 659.000, de los que 50.000 no se han distribuido, y que se van a cambiar. Se han repartido 8.000, todos a la Comunidad de Madrid, "que se enviaron con unos criterios y advirtiendo de que había que validarlos", por lo que se detectó que no tienen el nivel de fiabilidad que el proveedor había confirmado.

Empresa sin licencia
La Embajada de China en España aseguró a traves de su cuenta de Twitter que los kits de test rápidos que compró España para diagnosticar con más rapidez los casos de COVID-19 fueron comprados a una empresa sin licencia. El Ministerio de Comercio de China ofreció al Ministerio de Sanidad "una lista de recomendaciones de proveedores clasificados" entre los que no se encontraba la compañía Bioeasy, de donde proceden los test defectuosos. Asimismo, la embajada afirma que la empresa todavía no tiene licencia oficial.
Mientras, el líder de la oposición, Pablo Casado ha instado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a que aclare la compra de una partida de test para la detección del COVID-19 que realizó Sanidad a una empresa de China que no tiene licencia para venderlos.
"Sánchez debe explicar por qué el Gobierno no ha validado los test que ha comprado y que no funcionan, y si se han adquirido a una empresa sin licencia, como dice China. Si es cierto, estamos ante una auténtica irresponsabilidad que debe tener consecuencias", comentó.

Las autoridades sanitarias apuntan a un "cambio de tendencia" en la estabilización

Sanidad considera que se está concretando un cambio de tendencia hacia una fase de estabilización de la pandemia en España, pese al impacto de los datos absolutos que ayer se concretaron en 56.188 contagiados, con 8.578 nuevos casos, 4.151 muertos, con 655 fallecimientos más, y 31.912 hospitalizados, 3.670 de ellos en la UCI. Además, 7.019 personas ya se han recuperado de la enfermedad.
Los expertos insisten en que para hablar de forma precisa de cambio de tendencia se deben producir caídas sucesivas, sin picos de sierra, y por ello conceden importancia, pero con muchos matices, al hecho de que ayer se haya reducido por primera vez el ritmo creciente de muertes, 83 menosel miércoles (738), el mismo día en que España superó a China en fallecimientos por coronavirus.
La relación entre los muertos y la evolución de la epidemia no es tampoco directa, ya que, según estudios publicados en revistas científicas de referencia como Science, entre el ingreso hospitalario y el fallecimiento pueden llegar a pasar hasta 18 días.
Sí que dan más relevancia los expertos a la ralentización del crecimiento de la tasa de contagios (ayer bajó al 18 %) que, como ha detallado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la Comisión de Sanidad del Congreso, ha pasado de un incremento medio diario entre el 28 de febrero y el 16 de marzo de alrededor del 40 % al 20 % en el periodo que va del 17 al 24 de marzo.
"De confirmarse esta tendencia general, esto indicaría que el número de casos notificados se podría estar aproximando a su máximo, a lo que coloquialmente llamamos el pico de la curva", ha dicho Illa, que ha precisado que esta evolución ha sido distinta según la comunidad autónoma, tras subrayar que la notificación de casos se hace con un retraso de 7 a 10 días desde el inicio de los síntomas
"Cada día es mayor el número de enfermos dados de alta, y es muy superior al de fallecidos, lo que hace albergar cierta esperanza de que el ansiado pico está cerca", ha dicho Fernando Simón en la rueda de prensa telemática posterior a la reunión del Comité. n

Comentarios