Atlántico

ESPAÑA

Sánchez rompe con Podemos a una semana de la investidura

El presidente en funciones critica la "consulta trucada" de la formación de Iglesias a su militancia

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante su última reunión en La Moncloa.
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante su última reunión en La Moncloa.
Sánchez rompe con Podemos a una semana de la investidura

 A una semana del pleno para su investidura, Pedro Sánchez dio por rotas las negociaciones con Pablo Iglesias por entender que Unidas Podemos solo busca justificar el "no" con su consulta "trucada" a la militancia. La semana de la recta final hacia el debate comenzó con intensidad, con Sánchez culpando a su socio preferente de romper de forma "unilateral" la negociación al convocar su consulta, una "mascarada" que para el líder socialista demuestra la escasa intención de Iglesias para el acuerdo.
Sánchez confirmaba además que en la última conversación que ambos mantuvieron le ofreció ministerios sectoriales para "personas cualificadas del ámbito Podemos", a lo que él le respondió públicamente considerando la oferta una "idiotez".
Pero sobre todo lamentaba la convocatoria de la consulta antes de que existiera un acuerdo previo, o la pregunta "absolutamente falsa" que contiene, porque según recalcó no recoge las últimas ofertas que el PSOE le hizo a Podemos. De nuevo defendió Sánchez su potestad como presidente del Gobierno para nombrar a sus ministros, y advirtió a Iglesias de que le puede proponer pero no imponer a las personas que deben estar en su gabinete.
El jefe del Ejecutivo en funciones insistió en dar por rota la negociación con Podemos, aunque también admitió la posibilidad de mantener más conversaciones con las fuerzas políticas en un nuevo llamamiento a todos para que garanticen la gobernabilidad.

mensaje a pp y cs
Porque una vez más Sánchez se dirigió también al PP y a Ciudadanos para instarles a permitan con su abstención la investidura, y eviten así que tenga que depender de las formaciones independentistas. Partidos estos últimos, con las que en ningún caso, reiteró, piensa negociar nada.
Pero su mensaje parece seguir cayendo en saco roto. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, reiteró que su partido "no le va a regalar" la investidura al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, "en ningún caso", ni aunque el escenario en septiembre sea el de unas nuevas elecciones.
En una rueda de prensa tras el comité de dirección, afirmó que "ni por activa ni por pasiva", con una abstención, va a facilitar el PP la investidura de Sánchez, al que recriminó que convocó muchas reuniones pero no hizo "ninguna oferta" ni ningún intento de "contentar" a los populares.
Por su parte, y en un discurso con puntos comunes con el del Partido Popular, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, consideró "muy preocupante" que el candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, no sume más votos para su investidura y subrayó que lo que tiene que hacer es negociar con sus "socios preferentes" para buscar una mayoría.n