España

Sánchez promete una coalición unida mientras eleva el control de Moncloa

España

nuevo gobierno

Sánchez promete una coalición unida mientras eleva el control de Moncloa

Carmen Calvo, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias abandonan La Moncloa.
photo_cameraCarmen Calvo, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias abandonan La Moncloa.
El líder del Ejecutivo presidió el primer Consejo de Ministros, que pasarán a ser los martes, asegurando "hechos y no palabras"

 Pedro Sánchez dio el pistoletazo de salida de su Gobierno prometiendo unidad y dejando atrás las rencillas con sus ahora socios de Podemos, mientras reforzó a su núcleo duro en la Moncloa para controlar en mayor medida la coordinación del Ejecutivo y su comunicación.

Además, tras meses de bloqueo político, Sánchez prometió "hechos" y no palabras y aseguró que el Gobierno rendirá cuentas cada cien días de las decisiones que vaya tomando, si bien pidió tiempo para dar forma a este nuevo Ejecutivo antes de que lleguen otras grandes medidas. "Paso a paso", repitió Sánchez en su comparecencia de prensa tras el primer Consejo de Ministros de la coalición, que sí cumplió, no obstante, con una de sus promesas, la revalorización de las pensiones.
Fue la primera reunión de Sánchez con los veintidós ministros de este nuevo Gabinete. Entre ellos, los cinco de Podemos, con Pablo Iglesias al frente. Tras el "desfile" de todos ellos llegando a la Moncloa y la tradicional foto de familia en la escalera, el nuevo Gobierno celebró este primer Consejo, que duró poco menos de hora y media. El viernes habrá otro para seguir con los nombramientos de la estructura del Gobierno y otras medidas, pero será ya una reunión extraordinaria, porque Sánchez anunció que los Consejos de Ministros pasan a celebrarse, a partir de ahora, los martes.
El cambio de día es solo uno de los muchos cambios organizativos y de comunicación que el presidente del Ejecutivo prometió acometer en esta nueva etapa, en la que no habrá, aseguró, "ni un momento de descanso".

“ASCENSO" DE REDONDO
Antes de esta comparecencia, y mientras se celebraba el Consejo, la Moncloa informaba ya de importantes cambios que afectarán al funcionamiento del Ejecutivo de coalición, el primero de todos el refuerzo de las funciones de Iván Redondo como director del Gabinete de la Presidencia.

Redondo concentrará dentro del Gabinete de Presidencia todos los departamentos de asistencia a Pedro Sánchez como asuntos nacionales, institucionales, internacionales, comunicación con los ciudadanos, secretaría general de Presidencia, Oficina Económica del Presidente, el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) o las diferentes unidades de análisis.
además, la Secretaría de Estado de Comunicación, dirigida actualmente por Miguel Ángel Oliver, se incorporará formalmente al Gabinete de la Presidencia del Gobierno, bajo la dirección de Redondo.
Sánchez, además, encargó a su jefe de Gabinete la creación de la primera Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo, que se encargará de "pensar estructuralmente en la España de los próximos treinta años", un departamento con el que ya cuentan países como Estados Unidos y Francia o la propia Comisión Europea.

Confiado en agotar la legislatura, Sánchez recalcó en su comparecencia que tiene 1.400 días, 200 semanas para acometer todos los compromisos de este Gobierno que, según aseguró, arranca "con ilusión".