España

Rusia ofreció 10.000 soldados a Puigdemont para la secesión

España

España

Rusia ofreció 10.000 soldados a Puigdemont para la secesión

Agentes de la Guardia Civil en el domicilio del empresario Oriol Soler, uno de los detenidos.
photo_camera Agentes de la Guardia Civil en el domicilio del empresario Oriol Soler, uno de los detenidos.
Golpe policial al entorno del expresident por el desvío de fondos públicos para costear Waterloo

n n n El titular del Juzgado de Instrucción 1 de Barcelona, que ayer ordenó un operativo con 31 registros y 21 detenidos por el presunto desvío de fondos al proceso independentista, asegura que Rusia supuestamente ofreció en otoño de 2017 al expresidente catalán Carles Puigdemont 10.000 soldados y pagar toda la deuda catalana si declaraba la independencia.
Por orden del juez Joaquín Aguirre, el instituto armado practicó 31 registros en varias localidades de Barcelona y en Girona y detuvo a 21 personas, entre ellas empresarios afines a CDC y ERC próximos al expresident, en una investigación por desvío de fondos públicos para costear los gastos de Waterloo (Bélgica) que destapó los supuestos contactos en Rusia para lograr apoyos al "procés". Entre los detenidos se encuentran tres figuras clave en la organización del 1-O: el exconseller de ERC Xavier Vendrell, el exalto cargo de CDC David Madí y el empresario Oriol Soler.
Entre los detenidos en la tercera fase de la llamada Operación Volhov figura también el historiador Josep Lluís Alay, responsable de la oficina de Carles Puigdemont y hombre de confianza del expresidente catalán, al que acompañaba cuando en marzo de 2018 fue arrestado en Alemania, así como el exconsul honorario de Letonia en Barcelona y presidente de la Plataforma pro selecciones catalanas, Xavier Vinyals.
La operación se enmarca en una causa que investiga el supuesto desvío de fondos públicos para el "procés", principalmente los gastos de las actividades de Puigdemont en Waterloo, y es fruto de las conversaciones telefónicas intervenidas durante el año y medio en que el caso ha permanecido bajo secreto de sumario.
A raíz de esas escuchas, el juez sospecha que los investigados financiaron las actividades del expresidente de la Generalitat con fondos obtenidos mediante prácticas corruptas o irregulares: en el caso de Oriol Soler, el instructor recela de los casi 3 millones de euros en subvenciones que recibió entre 2016 y 2020, en contratos menores de adjudicación directa.
Además, las intervenciones telefónicas sacaron a la luz presuntos vínculos de algunos de los detenidos, entre ellos Vendrell y el escritor y empresario Josep Campmajó, con Tsunami Democràtic, la plataforma que organizó las protestas más multitudinarias.

Interés del kremlim
Y la causa destapó también supuestos contactos de los investigados en Rusia para lograr apoyos al "procés" y a la independencia de Cataluña, una secesión en la que según el juez el Kremlin tendría interés por su propósito de desestabilizar a la Unión Europea. De hecho, en la causa figuran dos archivos de audio de conversaciones que Madí y Vendrell mantuvieron con el exdirigente de CDC Víctor Terradellas, también investigado, en la que este revela que días antes de la DUI un "grupo ruso" se mostró dispuesto a enviar a 10.000 soldados a Cataluña y a pagar su deuda, aunque Puigdemont lo rechazó porque "es va cagar a les calces" (se cagó en los pantalones). De haber aceptado, probablemente los acontecimientos habrían sido trágicos y habrían desencadenado un conflicto armado con el Estado con un incierto numero de víctimas mortales", apunta el magistrado.n