El PP reúne de nuevo a sus alcaldes el día 2 y no descarta una manifestación si el Gobierno no ayuda a los consistorios

Rajoy pide al Gobierno que afronte la 'asfixia financiera' de los ayuntamientos con líneas en el ICO y emisión de deuda

Rajoy y Arenas junto a varios alcaldes del PP, entre ellos Gallardón y Rita Barberá.
El presidente del PP, Mariano Rajoy, anunció hoy que su partido solicitará al Gobierno que tome con carácter 'urgente' dos medidas para superar la situación de 'asfixia financiera' que atraviesan los Ayuntamientos. La primera, crear una línea en el ICO de crédito local por importe de 5.000 millones de euros; y la segunda, avalar con la garantía del Estado emisiones de deuda de los principales consistorios por importe máximo de 4.000 millones.
'Estas medidas se pueden tomar. Se van a avalar operaciones de los bancos por importe de 100.000 millones de euros y si es posible avalar las operaciones de los bancos, es mucho más posible y urgente avalar las de los ayuntamientos por valor de 4.000 millones', afirmó.

Rajoy hizo estas declaraciones en la sede nacional del PP tras clausurar un acto con alcaldes 'populares' de capitales de provincia, entre los que se encontraba el primer edil de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón; la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez; o la de Valencia, Rita Barberá.

El líder de los 'populares' aseguró que el 'desprecio' con el que el gabinete socialista está tratando a los ayuntamientos no es un 'desprecio a las instituciones sino al conjunto de los ciudadanos'. Según dijo, la ausencia de una financiación adecuada les está generando graves problemas.

'Hay un número importante de municipios españoles que están lisa y llanamente en una situación de asfixia financiera, lo que está dificultando muy gravemente la prestación de los servicios públicos', proclamó, tras recordar que el reparto del gasto público 'apenas ha crecido' en los últimos treinta años.

Es más, recalcó que el Ejecutivo está 'reduciendo de una manera drástica' las partidas dedicadas al gasto social, dado que las prestaciones en sanidad, educación o inmigración las soportan sobre todo los ayuntamientos y los Presupuestos del próximo año, prosiguió, 'recortan en casi mil millones de euros' el dinero destinado a las corporaciones locales.

Tras asegurar que se trata de los Presupuestos 'más antimunicipalistas de la historia desde 1977', indicó que el jefe del Ejecutivo debería adoptar medidas para 'rescatar' a los Ayuntamientos como ha hecho recientemente el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que ha ayudado a sus municipios con medidas por un importe de 5.000 millones de euros.

Asimismo, Rajoy recordó que la Federación Española de Municipios (FEMP) aprobó por unanimidad una serie de acuerdos que podrían ayudar a los ayuntamientos, pero destacó que sólo el PP ha apoyado esas propuestas en el Congreso vía enmiendas a los PGE. Su partido volverá a presentar esos acuerdos de 'mínimos' en el Senado.

En concreto, la FEMP aprobó mantener los anticipos a cuenta de la liquidación definitiva a las entidades locales, como mínimo en los mismos términos y cantidades que en los PGE de 2008; conseguir que se aplique el 98% en vez del actual 95% de lo que le corresponde a ayuntamientos y diputaciones en concepto de entregas a cuenta, de igual forma que se está haciendo con CC.AA.; crear un fondo de nivelación de 80 millones de euros destinado a los municipios con menos de 75.000 habitantes; y aplicar la Ley de Estabilidad con igual tratamiento a las comunidades.

Junto a estas medidas de la FEMP, Rajoy anunció un paquete de propuestas elaboradas por su partido que, según explicó, pasan por atender al gasto social que realizan a los ayuntamientos y por propiciar que muchas de las deudas de los ayuntamientos con las pymes se puedan hacer ya efectivas, dado que 'la debilidad financiera de las entidades locales está creando muchos problemas a las empresas y poniendo en peligro muchos puestos de trabajo'.

El primer partido de la oposición quiere que el Gobierno suministre liquidez a los ayuntamientos, como está haciendo con el sistema financiero y como ha anunciado que hará con los pymes. En concreto, plantea que se cree una línea de crédito local en el ICO por importe de 5.000 millones de euros que tenga por destino prioritario financiar los retrasos en los pagos a las empresas que hoy acumulan muchos ayuntamientos.

En segundo lugar, solicita al Ejecutivo que avale, con la garantía del Estado, emisiones de deuda de los principales ayuntamientos para facilitar la colocación de estas emisiones, por un importe máximo de 4.000 millones de euros.

Rajoy destacó que estas medidas, que calificó de 'sensatas y razonables', son 'cuantitativamente mucho menores que otras similares' que ha anunciado el Gobierno para otros sectores. El PP trasladará estas propuestas a Zapatero en la reunión que éste tiene previsto celebrar la próxima semana con el presidente de la FEMP, Pedro Castro.

Los 'populares' confían en que el jefe del Ejecutivo acepte sus medidas y en caso contrario, no descartan convocar una manifestación para denunciar la situación de 'asfixia financiera' de los ayuntamientos. Por lo pronto, Rajoy volverá a tener un nuevo encuentro con sus alcaldes el próximo día 2 de diciembre para analizar la situación.

Reforma de la financiación


El primer partido de la oposición ha elaborado un documento que incluye además otras medidas, como un mayor respaldo financiero a las corporaciones locales y un nuevo modelo de financiación local, que, según el PP, debe vincularse a la reforma del modelo de financiación autonómica.

También aboga por afrontar el problema de las competencias denominadas impropias, que suponen más del 26 por ciento del gasto público de las corporaciones locales; llevar a cabo una 'auténtica segunda descentralización' con trasferencia de competencias y recursos de CC.AA. a ayuntamientos; elaborar una nueva Ley de Bases y un Estatuto del Gobierno Local; la creación de un Consejo Local de Política Financiera; y mejorar e institucionalizar la FEMP.

Te puede interesar