España

Los partidos del Congreso evitan posicionarse ante un eventual toque de queda

España

España

Los partidos del Congreso evitan posicionarse ante un eventual toque de queda

Los grupos políticos del Congreso han evitado posicionarse sobre un eventual toque de queda en la Comunidad de Madrid o para toda España como medida para hacer frente al descontrol de la pandemia en muchos territorios, aunque muchos han pedido medidas más restrictivas para frenar el contagio.

Ante la posibilidad que baraja el Gobierno madrileño de solicitar el toque de queda para limitar la movilidad en determinadas horas, la portavoz del PP, Cuca Gamarra, no ha querido pronunciarse y se ha limitado a decir que la clave está "en la falta de un marco normativo" para afrontar la pandemia, una responsabilidad que es del Gobierno y que a día de hoy, en plena segunda ola, "aún no ha desarrollado".

"Que se deje de estado de alarma y empiece a legislar", ha emplazado Gamarra al Ejecutivo para que las comunidades autónomas tengan los instrumentos que necesitan para combatir la pandemia.

A su juicio, el Gobierno está planteando a las autoridades sanitarias y a las comunidades autónomas "o el estado de alarma o la nada, y la dejación de funciones es francamente peligrosa".

Ciudadanos, socio de gobierno del PP en Madrid, ha recalcado que las medidas que se adopten tienen que ser por criterios técnicos y no políticos: "¿Hace falta un toque de queda por la noche o sería más eficaz una paralización de la actividad comercial y de servicios? Que lo digan los científicos", ha subrayado el portavoz adjunto del grupo naranja, Edmundo Bal.

En opinión de Bal, decretar el toque de queda tiene que hacerse al amparo del estado de alarma y ha insistido en que las administraciones deben llegar a un acuerdo para hacer frente a la pandemia y analizar, por ejemplo, qué han hecho otros países y ver si sus medidas funcionan, como el toque de queda en París.

Tampoco se ha posicionado el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, pero sí se ha mostrado preocupado por la situación: "Hay que tomar medidas restrictivas donde haga falta y parece que en la Comunidad de Madrid hace falta".

No ha querido decir nada sobre estas restricciones el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, mientras que su homóloga en JxCat, Laura Borràs, ha señalado que hay que responder a este problema "tomando medidas para que no vaya a más".

Desde EH Bildu, Mertxe Aizpurua no ha aclarado si estarían a favor de un posible toque de queda, pero ha afirmado que en Navarra, por ejemplo, no ha hecho falta decretar el estado de alarma para tomar medidas drásticas, como es el confinamiento perimetral de toda la comunidad foral.

En todo caso, ha advertido de que si no se adoptan las medidas necesarias, España podría verse "en un segundo confinamiento total", porque la situación es "extremadamente grave" y no se arregla "con paños calientes".

Sobre el descontrol de los contagios en Navarra, donde el PSOE gobierna gracias a la abstención de EH Bildu, Aizpurua no ha culpado a nadie en concreto y ha aplaudido que "por lo menos ha actuado y en mejores condiciones de lo que lo hizo Madrid".

Iván Espinosa de los Monteros, portavoz de Vox, ha recordado que ya advirtieron hace una semana que el Gobierno madrileño estaba ya apuntando ese camino y puede "acabar haciendo justo lo que estaba criticando al Gobierno central".

Para el representante de Más País, Íñigo Errejón, resulta "absolutamente inexplicable que los mismos que hace tres días pedían libertad, ahora pidan un toque de queda" y ha avisado que el virus "no solo se transmite de noche".