España

El papa reclama a Sánchez que construya "la patria con todos"

España

España

El papa reclama a Sánchez que construya "la patria con todos"

El papa Francisco, con Pedro Sánchez y su esposa Begoña Gómez, durante el intercambio de regalos.
photo_camera El papa Francisco, con Pedro Sánchez y su esposa Begoña Gómez, durante el intercambio de regalos.
Francisco, que recibió al presidente en el Vaticano, le alertó asimismo del peligro de las ideologías

El papa recibió este sábado en el Vaticano al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en un encuentro con mayor calado político que de costumbre en el que el pontífice pidió a Sánchez "construir la patria con todos" y le alertó del peligro de las ideologías que "desfiguran" dicha patria. La visita de Sánchez al Vaticano se produce en un momento muy delicado para España -y con una elevada tensión política- debido a la segunda ola de la pandemia.
Acompañado de su esposa, Sánchez llegó con anticipación -algunos minutos antes- y pasó en el Vaticano dos horas, en las que además de la audiencia con el papa, que duró 35 minutos, se reunió con el secretario de Relaciones con los Estados, el arzobispo Paul Gallagher. Tuvo lugar en este tiempo también el encuentro de Francisco con la delegación española, momento que el pontífice aprovechó para hacer un inusual discurso en este tipo de visitas.
Francisco reconoció ante Sánchez la "difícil misión" de un gobernante para "hacer progresar el país, consolidar la nación y construir la patria" y subrayó: "construir la patria con todos".
"Es bastante trabajo, no es fácil, transmítalo a los miembros de su Parlamento, lo que piensa el papa de esto", le dijo Francisco a Sánchez, quien hace tan solo dos días salía airoso de la moción de censura presentada por Vox que fue rechazada por el resto de partidos.
También lanzó el pontífice en este discurso de varios minutos otro aviso a Sánchez. El del riesgo que corre un país cuando lo dominan las ideologías. "Es muy triste cuando las ideologías se apoderan de la interpretación de una nación, de un país y desfiguran la patria", dijo.
Ante Sánchez y quienes le acompañaban, el papa también dijo que la política es una forma "muy alta" de "caridad" y es cuestión "de servicio y "no de maniobras".

“mándenme buena onda"
Con un mensaje de cariño se despidió el papa de Sánchez y la delegación española. "Me gratifica mucho (la visita) y les pido por favor que recen por mí. Y los que no rezan porque no son creyentes al menos mándenme buena onda que me hace falta", les ha dicho.
El de ayer fue  el primer encuentro entre Francisco y Sánchez, quien se refería hace unos días al pontífice como una "figura inspiradora incuestionable".
El multilateralismo que Sánchez siempre defiende para abordar los problemas de este tiempo, la pandemia y sus consecuencias sociales y económicas, la migración y la educación han sido las cuestiones que, según ha subrayado Moncloa, han abordado el pontífice y el presidente.
La lluvia deslució la llegada de Sánchez en la mañana de ayer al patio de San Dámaso, el mismo lugar del que el presiente partió  después con la guardia suiza -que a la llegada estaba en los soportales- en formación para despedirlo.
Fue  el final de una jornada marcada también por la solemnidad y el protocolo, en la que no faltó el tradicional el intercambio de regalos: Un facsímil del Libro de Horas del obispo Juan Rodríguez de Fonseca por parte de Sánchez al papa, y un bajorrelieve en bronce y la copia de sus documentos del pontífice al presidente del Gobierno. El papa también le regaló a Sánchez su mensaje de la paz de este año.

protocolo sin mascarillas
La visita dejó, por otra parte, una imagen chocante en este momento, la de todos los protagonistas de esta visita -anfitriones e invitados- sin mascarillas. Algo habitual, no obstante, en el papa, que nunca la lleva puesta en el Vaticano.
Fuentes de Moncloa han justificado la retirada de las mascarillas al subrayar que han seguido las instrucciones del Vaticano y que así ha sido el protocolo.