Montilla lanza su candidatura advirtiendo a CiU de que vencerá los comicios

José Montilla.
El primer secretario del PSC, José Montilla, ha lanzado hoy su candidatura a la Generalitat deplorando que CiU 'casi dé por ganadas las elecciones' y advirtiendo que el PSC se acaba de 'poner en marcha' y logrará la victoria en las elecciones autonómicas, previstas para este otoño.

Montilla ha reafirmado su compromiso con Cataluña en un acto cargado de simbolismo en Pinós (Lleida), un pequeño pueblo situado exactamente en el centro geográfico de Cataluña, lugar elegido precisamente para simbolizar la apuesta del PSC por ocupar el centro de la política catalana en esos comicios.

Flanqueado por un cartel con el lema 'Segueixo creient. President Montilla' (Sigo creyendo. Presidente Montilla) y por una senyera, el primer secretario del PSC, ha admitido tener 'vértigo' ante el reto que tiene delante suyo, pero ha querido dejar claro a CiU que el PSC está convencido de la victoria.

'Nuestros adversarios, no sé si por ignorancia o prepotencia, o por las dos cosas a la vez, casi dan por ganadas las elecciones. Qué poco conocen a los socialistas, qué poco conocen a los catalanes, y qué poco que me conocen a mí. Nos acabamos de poner ahora en marcha', ha espetado Montilla.

Arropado por unas 150 personas, entre ellas toda la cúpula del PSC, desde consellers como Antoni Castells y Montserrat Tura hasta cargos del partido y los ministros Celestino Corbacho (Trabajo) y Carme Chacón (Interior), Montilla, que con muy poca frecuencia hace referencias personales en sus discursos, ha recordado el origen humilde de sus padres y ha reconocido que su investidura como presidente fue 'el día más feliz' de su vida.

También ha recordado que ha llegado a presidir Cataluña tras una etapa de 'lucha contra Franco en la que muchos no estaban aunque tenían edad para ello', en alusión al presidente de CiU, Artur Mas.

'Sigo creyendo que Cataluña quiere grandes avenidas de convivencia. Que no quiere ni atajos ni inventos ni sorpresas ni pasos atrás y no tenemos, a diferencia de otros, más bandera que la senyera, el Estatut y Cataluña', ha subrayado también para marcar distancias con CiU.

Nacido en Iznájar (Córdoba), Montilla ha repasado su llegada a Cataluña a los 16 años, y ha apuntado que en ese momento decidió convertirse en 'un catalán más' y aprender esa lengua.

Montilla ha usado un tono solemne para ratificar su voluntad de seguir al frente del Govern: 'Sigo creyendo en cada uno de los catalanes. Les hablo de todo corazón y desde el corazón de Cataluña (...) Soy y quiero continuar siendo president. Estoy preparado y dispuesto. Quiero continuar representando con dignidad esta responsabilidad', ha añadido.

'Quiero ser heredero de la historia y protagonista del futuro del país', ha enfatizado, tras lo cual ha insistido en que 'el servicio a Cataluña', a la que ha definido como una 'nación fuerte y orgullosa', es lo que le motiva, y no 'el poder'.

El PSC ha querido cargar de simbolismo este acto, y para ello su líder ha pronunciado su discurso a los pies de una especie de monolito -culminado con una rosa de los vientos- que marca el centro geográfico de Cataluña.

En coherencia con la cuidada escenografía, similar a algunas protagonizadas años atrás por el president Jordi Pujol, ha definido al PSC como el 'partido central' de Cataluña y ha afirmado que se propone abrir 'una nueva etapa', y acto seguido ha hecho toda una declaración de sus intenciones si repite como president.

'Continuaré la lucha contra la crisis, impulsaré el crecimiento de nuestra economía. Buscaré las mejores soluciones a los problemas sin dogmatismo', ha insistido Montilla, que luego ha apuntado que seguirá creyendo en gobernar desde el diálogo, en el respeto a las ideas de todos o en el socialismo como ideal de justicia social.

Te puede interesar