Atlántico

ESPAÑA

La marcha de Garrido a Ciudadanos amarga el posdebate a Pablo Casado

Se va del partido 48 horas después de ratificar su posición en la lista europea

Ángel Garrido, de Ciudadanos.
Ángel Garrido, de Ciudadanos.
La marcha de Garrido a Ciudadanos amarga el posdebate a Pablo Casado

Un día le ha durado a Pablo Casado el regusto a satisfacción que le dejó el debate del martes. La inesperada marcha del expresidente de la Comunidad de Madrid Ángel Garrido a Ciudadanos, apenas 48 horas después de ratificar su posición en la lista europea de los populares, ha amargado la sensación de remontada del PP.
El Partido Popular de Casado había planificado para el día después del segundo debate de la campaña una serie de actos en el territorio que la nueva dirección considera su símbolo: en Andalucía, el PP gobierna gracias a un acuerdo de coalición con Cs y un pacto de investidura con Vox.
Sin embargo, mientras el líder del PP mostraba en Sevilla su satisfacción por cómo le fue ayer el debate, el expresidente de la Comunidad Ángel Garrido comparecía en la sede de Ciudadanos de Madrid para anunciar que será el número 13 de la lista naranja en las elecciones autonómicas del 26 de mayo. El cambio de bando ha conmocionado al PP porque Garrido ha llevado el fichaje con tanta discreción que ni sus colaboradores habituales estaban al tanto, ni obviamente la plana mayor del partido de Pablo Casado. 
El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha reconocido que al ver las primeras informaciones sobre el fichaje ha llamado por teléfono al expresidente de la Comunidad de Madrid, pero no ha tenido respuesta.
Casado se ha enterado nada más acabar el primer acto electoral de la jornada. La dirección del PP, según han destacado sus fuentes, considera que este fichaje sorpresa no tiene "relevancia electoral", pues Garrido ocupaba el puesto cuarto.
Pero es precisamente este buen lugar en la lista, a la que aspiraban muchos cargos del partido, el origen del malestar que se ha apoderado del PP a medida que avanzaba la mañana. Porque el lunes pasado Garrido firmaba un documento con el que aceptaba y ratificaba que es integrante de la candidatura del PP para el Parlamento europeo; y no hace mucho, según ha recordado García Egea, escribió en su perfil de Twitter que Ciudadanos hacía "juego sucio" en la Comunidad de Madrid. El número dos de los populares ha demandado "coherencia".
Sin entrar en detalles, el expresidente madrileño, sucesor en el cargo de Cristina Cifuentes, ha asegurado que deja el PP para fichar por Ciudadanos e ir de número 13 en su lista a las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo por "muchas y poderosas razones".