España

Un informe revela la estrategia de desinformación separatista

España

España

Un informe revela la estrategia de desinformación separatista

Nicolás de Pedro, autor del informe.
photo_cameraNicolás de Pedro, autor del informe.
Cita, entre otras cuestiones, la difusión de bulos para culpar a Madrid de la difusión del COVID 19

nnn Un informe publicado por el Instituto de Seguridad y Cultura advierte de que el separatismo catalán está utilizando la crisis del coronavirus para reforzar su estrategia de desinformación contra la democracia española. Esta es una de las conclusiones principales del citado informe, que ha sido realizado por el investigador Nicolás de Pedro, senior fellow de The Institute for Statecraft de Londres. El autor afirma que "la desinformación representa un desafío estratégico para España", y añade que "provoca víctimas y hará mucho más costosa y difícil la superación de la crisis que afrontamos".
En el informe se explica cómo "desinformar es difundir deliberadamente información falsa, manipulada o sesgada con propósitos hostiles". Y añade que no es casual, por consiguiente, que sea en momentos como el actual "cuando se multiplican la difusión de bulos, las campañas de desinformación o las grandes operaciones de influencia y propaganda". En este sentido, De Pedro precisa que durante estos días se está viendo cómo el Gobierno de China está tratando de aprovecharla epidemia del COVID-19 para generar confusión sobre el origen de la crisis en Wuhan, así como para restaurar su imagen a nivel internacional.

actuación de torra
Pero advierte de que el separatismo catalán también está aprovechando la situación para "deslegitimar a la democracia española", que es uno de sus objetivos desde hace décadas. Así, citan la entrevista de Quim Torra en la BBC del pasado 19 de marzo, en la que pretendía apelar a la mediación exterior y "pasar así de un conflicto interno entre catalanes a una cuestión entre Cataluña y España concebidas como dos entidades ajenas y en pie de igualdad soberana".
En esta línea, asegura el autor, el separatismo catalán está utilizando las redes sociales, especialmente Twitter, para promover un discurso de odio a España que difunde mensajes como que el coronavirus "viene y es culpa de Madrid"; que al Estado no le importan la "muerte de catalanes" o que con la "independencia, habría menos muertos". Además, pone el ejemplo de cómo "la Generalitat está tratando de fijar en el imaginario nacionalista una narrativa insidiosa de tono conspirativo" que "puede envenenar la convivencia cívica, tratando, al mismo tiempo, de difundirla internacionalmente".
De hecho, en el texto se recoge el envío de cartas por parte de "una institución paraestatal como la Asamblea Nacional Catalana (ANC)" a los cónsules destinados en Barcelona. En ellas, la ANC culpa "a los madrileños de la propagación del coronavirus" y acusa a la Guardia Civil de "retener y requisar" material sanitario con destino a Igualada, uno de los principales focos de la pandemia en Cataluña". Una actitud que, advierte, "puede envenenar la convivencia cívica".

utilización de twitter
En el informe se incluyen numerosos tuits de conocidos independentistas y de entidades que les apoyan, como uno de Omnium Cultural en el que se afirma: "Parece un chiste pero no lo es: el Estado español ha decidido que la mejor manera de combatir el virus es con el Ejército". También pone como ejemplo un tuit del presidente catalán, Joaquím Torra, en el que asegura que los expertos que les aconsejan dicen que la mejor manera de combatir el virus es el confinamiento, pero el Gobierno español dice que no.
Mientras que Laura Borras, la portavoz de JxCat en el Congreso, incluye una foto de los portavoces de policía y Guardia Civil en la ya habitual rueda de prensa de las mañanas en Moncloa para afirmar: "Los tipos de uniformes que necesitamos son blancos, no verdes ni de camuflaje. Ya sabemos la receta mágica para todo: unidad de España, anticuerpos muy españoles y Ejército o policía". Y lo atribuye a la MarcaEspaña. 

Los presos independentistas no podrán confinarse en su casa

Las juntas de tratamiento de las cárceles catalanas han denegado a los líderes independentistas presos un permiso para pasar el confinamiento del coronavirus en sus casas, una decisión que JxCat y ERC han atribuido a las "amenazas" del Tribunal Supremo a los funcionarios de prisiones. La Generalitat anunció el martes que estudiaría los resquicios legales para poder acordar el confinamiento domiciliario de presos con el 100.2, pero el Tribunal Supremo advirtió de que si se enviaba a casa a los líderes del "procés" los funcionarios de las juntas de tratamiento podrían incurrir en un delito de prevaricación.
Finalmente, las juntas de tratamiento han denegado a los presos independentistas un permiso que sí ha sido concedido a una quincena de reclusos de segundo grado que tenían salidas amparadas por el artículo 100.2 del reglamento penitenciario. En concreto, se ha decidido conceder dicho permiso a cuatro internas de la prisión de mujeres de Wad-Ras (Barcelona) y a once reclusos de Quatre Camins (Barcelona), mientras que el resto de centros penitenciarios "han descartado todos los casos que se han evaluado". Los quince internos a quienes sí se ha permitido confinar en sus domicilios representan el 15 % de todos los presos con el 100.2 en Cataluña y ninguno de ellos estaba en centros abiertos.
Tras el anuncio, la consellera de Justicia, Ester Capella, ha acusado al Supremo de haber querido "condicionar" la decisión de los funcionarios de las juntas de tratamiento, lo que ha tachado de "inaudito, vergonzoso e inapropiado".