Atlántico

ESPAÑA

Los incendios arrasaron 72.000 hectáreas hasta el 6 de agosto

Es la cifra más alta de los últimos 5 años y triplica la superficie quemada en el mismo periodo de 2016

Los servicios de extinción sofocan el incendio que tuvo lugar en Yeste (Albacete).
Los servicios de extinción sofocan el incendio que tuvo lugar en Yeste (Albacete).
Los incendios arrasaron 72.000 hectáreas hasta el 6 de agosto

n n n Un total de 8.130 hectáreas se quemaron durante la primera semana de agosto y el fuego acumula un balance de 71.892,88 hectáreas arrasadas desde el 1 de enero hasta el 6 de agosto, la cifra más alta de los últimos cinco años, según datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama). 
En lo que va de año se quemaron un 26,60 por ciento más que en la media del decenio para este mismo periodo. La cifra es, sin embargo, mucho más elevada si se compara con las hectáreas que se quemaron entre el 1 de enero y el 6 de agosto de 2016, cuando se quemaron 18.520 hectáreas, es decir 3,88 veces más que el año pasado. Pese al importante repunte respecto a los datos del último lustro, el peor año del decenio sigue siendo 2012, cuando en ese periodo se quemaron 157.168 hectáreas.
Por número de siniestros, este año se produjeron más del doble de fuegos que en 2016, con 9.303 fuegos frente a los 4.303 que se produjeron el año pasado hasta el 6 de agosto y un 22,26 por ciento más que los 7.609 de la media del decenio. Del total de siniestros, más de la mitad, 5.491 fueron conatos, que se apagaron antes de alcanzar una hectárea de superficie y el resto, 3.812 fueron incendios, de más de una hectárea quemada. De estos, 14 superaron la barrera de 500 hectáreas y alcanzaron así la categoría de grandes incendios forestales.

más grandes fuegos
En lo que va de año se produjeron más del doble de grandes incendios que en 2016 y tres más que la media del decenio. Los datos sitúan a 2017 en el tercer peor año del decenio, por detrás de 2009 (30 GIF) y 2012 (25 GIF), en lo que a grandes fuegos se refiere.
En total, resultó afectada el 0,259 por ciento de la superficie nacional, de la que la mayor parte, 42.049 hectáreas eran de superficie matorral y monte abierto, 23.245 hectáreas de superficie arbolada y 6.598 hectáreas de pastos y dehesas.
Por ámbito geográfico, más de la mitad de los siniestros, el 52,91 por ciento, se produjeron en el noroeste; el 32,31 por ciento en las comunidades interiores, el 14,27 por ciento en el Mediterráneo y el 0,51 por ciento, en Canarias.n