El Gobierno de Israel eleva el tono en sus críticas a España

El ministro de Exteriores israelí, Israel Katz, comparece ante los medios de comunicación.
photo_camera El ministro de Exteriores israelí, Israel Katz, comparece ante los medios de comunicación.
El Consejo de Ministros aprueba hoy el reconocimiento palestino que anunció Sánchez en el Congreso

El Gobierno de Israel amenazó ayer con “hacer daño a los que le hagan daño” y recalcó que “los tiempos de la Inquisición han terminado” y detallado que la orden prohibiendo al Consulado de España en Jerusalén dar servicio a los palestinos entrará en vigor el 1 de junio, en el marco de la respuesta israelí a la decisión de Madrid reconocer el Estado de Palestina.

“Los días de la Inquisición han terminado. Hoy en día, el pueblo judío tiene un Estado soberano e independiente, y nadie nos obligará a convertir nuestra religión ni amenazará nuestra existencia: aquellos que nos hacen daño, nosotros les haremos daño en respuesta”, dijo el ministro de Exteriores israelí, Israel Katz, en la red social X.

El Consejo de Ministros aprobará de forma oficial hoy el reconocimiento del Estado palestino, tal y como adelantó ante el Congreso la semana pasada el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y lo hará en un momento en que el pulso dialéctico con Israel como resultado de esta decisión se está tensando.

El anuncio de Sánchez se produjo de forma prácticamente simultánea al que hicieron los gobiernos de Irlanda y Noruega de que también reconocerán el 28 de mayo al Estado palestino. La respuesta israelí fue inmediata: la llamada a consultas de sus embajadores en estos tres países y la convocatoria de sus embajadores en Tel Aviv en el Ministerio de Exteriores.

En el caso de la embajadora en España, Rodica Radian-Gordon, es prácticamente seguro que no regresará a Madrid, ya que concluía su mandato a principios de julio y el Gobierno israelí ya designó a su sucesor hace meses. Los embajadores en Tel Aviv, incluida la española Ana María Salomon, fueron convocados al día siguiente, el jueves, en la sede del Ministerio de Exteriores, donde tuvieron que ver el vídeo del ataque terrorista de Hamás el pasado 7 de octubre contra Israel y, en un gesto inusual en diplomacia, fueron grabados durante la reunión. 

Díaz y Feijóo

Entretanto, la relación con España se tensó un poco más que con los otros dos países, como resultado de un vídeo publicado por la vicepresidenta segunda y líder de Sumar, Yolanda Díaz, en el que respaldaba el reconocimiento y sostenía que “Palestina será libre, desde el río hasta el mar”, haciéndose eco así de un eslogan palestino que no reconoce a Israel ya que incluye el territorio que va desde el río Jordán hasta el Mediterráneo.

El ministro de Exteriores israelí, Israel Katz, no dudó en tildar de “antisemitas” las palabras de Díaz y anunció la prohibición de “dar servicio a los palestinos de Cisjordania” por parte del Consulado General en Jerusalén, el encargado hasta ahora de las relaciones con la Autoridad Palestina.

Ayer, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, consideró que reconocer “en este momento” al Estado palestino es “más perjudicial para los palestinos que beneficioso” y alertó de que ese paso “empodera” a Hamás. “Estando a favor del reconocimiento de los dos estados, en este momento, le vamos a hacer más daño al pueblo palestino que beneficio. Y vamos a empoderar a Hamás, que me parece el mayor disparate, porque el mayor enemigo palestino es Hamás”.

“El pueblo español, amigo a pesar de Sánchez y Díaz”

El ministro de Exteriores israelí, Israel Katz, dijo ayer que ni el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ni la vicepresidenta Yolanda Díaz podrán “separar” a dos pueblos que son “amigos”, horas después de confirmar que a partir del 1 de junio el Consulado de España en Jerusalén no podrá brindar servicios a los palestinos.

“El pueblo israelí y el pueblo español son pueblos amigos. No permitiremos que nos separaréis ni tú ni los miembros de tu Gobierno”, ha zanjado, en un mensaje en redes sociales en el que ha aludido de forma específica a Sánchez y a Díaz. 

El propio Katz anunció el viernes su intención de “cortar la conexión entre la representación de España en Israel y los palestinos” y “prohibir” que el Consulado en Jerusalén dé servicios a los palestinos residentes en Cisjordania tras el reconocimiento del Estado de Palestina.

Por orden del Ministerio de Exteriores, a partir del 1 de junio de 2024 el Consulado General de España en Jerusalén podrá dar servicios consulares únicamente a residentes en el distrito consular de Jerusalén. El Consulado General, o cualquiera en su nombre -argumentó el ministro israelí- no dará servicio a residentes en la Autoridad Palestina ni llevará a cabo funciones consulares o de otro tipo fuera del distrito de Jerusalén, sin consentimiento previo por escrito del Ministerio”, especificó.

Te puede interesar