Atlántico

ESPAÑA

El Gobierno invita a Podemos a negociar un pacto programático

Apela a la "madurez política" de sus "socios preferentes" para evitar la repetición de elecciones
La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, durante sus declaraciones en Sevilla.
La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, durante sus declaraciones en Sevilla.
El Gobierno invita a Podemos a negociar un pacto programático

La fórmula de gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos ha sido enteramente descartada por el Gobierno, que sin embargo invitaba ayer al partido de Pablo Iglesias a sentarse por la "tarde o mañana" para negociar un acuerdo programático "lo antes posible". Tanto el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, como la titular de Hacienda, María Jesús Montero, incidieron en que el intento de un gobierno conjunto ya ha sido "agotado" y que para "regenerar la confianza" mutua es mejor hablar solo de programas.
La invitación para una nueva reunión por parte de los miembros del equipo negociador del Gobierno se ha producido ante los medios, lo que ha parecido disgustar al secretario de Acción de Gobierno de Unidas Podemos, Pablo Echenique. A través de un mensaje en Twitter le reclamaba al PSOE sentarse "con responsabilidad a negociar un acuerdo integral de gobierno", en vez de que una "ronda de ministros" acuda a los medios de comunicación a "echar la culpa a los demás".
Con el presidente en funciones, Pedro Sánchez, disfrutando de sus  vacaciones en Doñana (Andalucía), el toma y daca de acusaciones sobre quién debería tomar las riendas de la negociación no cesa y tampoco se fija una fecha para retomarla, a pesar del último mensaje del Gobierno.
"Tendrá que ser Unidas Podemos la que acepte sentarse a hablar de los problemas de las personas y comprometer su apoyo para la investidura -de Pedro Sánchez- o para la legislatura", según dijo la ministra  Montero ante los periodistas en Sevilla.

“madurez política"
La ministra ofreció a los de Iglesias reunirse "esta tarde o mañana" para discutir un acuerdo exclusivamente programático y apela a la "madurez política" de sus "socios preferentes" para evitar la repetición electoral.
Antes, José Luis Ábalos había reprochado a Unidas Podemos que perdió las "formas" con su exigencia de entrar en el Consejo de Ministros, y que las "reflexiones posteriores" a la investidura fallida de julio "tampoco han ido acompañadas de un deseo de confianza que mereciera un nuevo intento" de acuerdo.
Mientras, los socialistas siguen con su llamamiento a que tanto el Partido Popular como Ciudadanos mediten su voto y se abstengan en una nueva votación. El Gobierno insiste a esta formaciones de centro-derecha en que entiendan su "responsabilidad" en el tablero de juego y muevan su ficha para desbloquear la investidura de Sánchez.
Especialmente el PP, según Ábalos, que debe "asumir que en gran medida ese bloqueo es responsabilidad en parte de la oposición" y ha recordado una vez más los hechos de 2016, cuando el PSOE se abstuvo para que Mariano Rajoy asumiera la Presidencia.