España

El Gobierno no descarta aplicar un toque de queda a todo el país

España

España

El Gobierno no descarta aplicar un toque de queda a todo el país

Pedro Sánchez frente al primer ministro italiano Giuseppe Conte.
photo_camera Pedro Sánchez frente al primer ministro italiano Giuseppe Conte.
Copiaría la medida que ya aplican otros países de Europa previa declaración del estado de alarma

nnn El Gobierno anunció que estudia la posible aplicación de un toque de queda nocturno en España, en medio de la sucesión de medidas restrictivas que siguen adoptando las autonomías ante el avance incesante de la pandemia, que ha sumado este martes al recuento oficial 13.873 nuevos casos y 218 muertes. Esa posibilidad, que el Ejecutivo vincula inexorablemente al estado de alarma, la confirmó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, después de que la Comunidad de Madrid la haya planteado de que se podría poner en marcha sin la prerrogativa gubernamental que expira el sábado en la región y que ha enfrentado a las dos administraciones.
Con esos planteamientos, que remiten a pugnas políticas presentes y pasadas cuando Madrid tiene que presentar su plan para afrontar los contagios tras 15 días confinada, Illa dijo que el toque de queda está en estudio, que no es "inminente" y que sólo se adoptará si hay acuerdo con todas las comunidades y siempre bajo el estado de alarma, porque entiende que no hay otra opción jurídica. “Es importante saber si el PP estaría dispuesto a dar apoyo (al estado de alarma)... Si se tomara (esa decisión) sería muy importante saber la posición política del PP”, asegurao el ministro, que entiende que cualquier excepcionalidad en ese sentido debería pactarse para un periodo más largo de las habituales dos semanas.
De momento, sólo se conoce que el Gobierno de la popular Isabel Díaz Ayuso evalúa solicitar un toque de queda entre las 00:00 y las 06:00 horas, pero sin estado de alarma, tal como avanzó su consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, que reitera la intención de volver a las restricciones por zonas básicas de salud.

Francia y Bélgica lo utilizan
El toque de queda, que ya se aplica en París y otras ocho grandes ciudades francesas, en Bélgica y desde este jueves en la castigada región italiana de Lombardía, se va convirtiendo poco a poco en el último bastión ante el confinamiento domiciliario, del que huyen todos los países para no paralizar la actividad económica, aunque Gales y en parte Irlanda ya han roto ese principio.
Los defensores de la medida le atribuyen el papel de dique para controlar botellones y fiestas privadas ilegales en domicilios o lugares frecuentados por jóvenes, que se han convertido en sus distintos grupos de edad, a partir del de 15 a 19 años, en los que suman más contagios en las últimas semanas, aunque la transmisión también ha aumentado en la población de más riesgo, la mayor de 80 años.
Muchos expertos advierten, en cambio, de que el toque de queda no es ninguna panacea sin otras medidas restrictivas -algunas más drásticas que las actuales- que reduzcan los contactos sociales, sobre todo en etapas de expansión descontrolada, como ocurre con incidencias como las de España, que ayer se situaba en 322,94 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Feijóo pide que aclaren la medida y criterios claros contra la confusión

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, advirtió ayer de que, antes de pronunciarse sobre si ve oportuno un toque de queda para todo el país, es preciso clarificar cuál sería el alcance de esta medida, es decir, si afectaría solo al cierre en la franja nocturna de actividades económicas o si también se limitaría el derecho de los ciudadanos a salir en la calle. "Si sabemos a qué se refiere, quizás en algunos lugares, en función de la incidencia, sea una buena práctica", dijo.
El presidente gallego agrega que podría ser una opción a estudiar, por ejemplo, si se refiere al cierre nocturno de actividades económicas y de la hostelería, pero insiste en la necesidad de que el Gobierno fije unos criterios homogéneos para erradicar la "confusión".
"Y creo que no hay ningún lugar en España donde se esté prohibiendo salir a la calle desde las doce de la noche. Tengo dudas de que una comunidad tenga competencias para hacerlo", agregó.
"¿Toque de queda es impedir que la gente pueda estar en la calle? ¿Es cerrar los establecimientos de todo tipo entre una hora y otra hora en la madrugada? ¿Son las dos cosas a la vez? ¿Hacer eso en los lugares donde la incidencia supere los 500 casos en últimos 14 días? ¿O por el contrario también es hacerlo en aquellos lugares en los que supere los 250 en los últimos 14 días?", se ha preguntado el mandatario gallego.
Feijóo se reafirma en que España sufre las consecuencias de no tener una legislación "para gestionar" la pandemia, lo que obliga a recurrir a "estados de alarma"

Comentarios