Atlántico

ESPAÑA

Casado y Rivera exigen que los condenados cumplan las penas

Los líderes de PP y Cs piden que el Estado recupere las competencias penitenciarias en Cataluña
Marlaska y Sánchez, junto a uno de los agentes heridos por los extremistas independentistas.
Marlaska y Sánchez, junto a uno de los agentes heridos por los extremistas independentistas.
Casado y Rivera exigen que los condenados cumplan las penas

El presidente del PP, Pablo Casado, planteó ayer al Gobierno en funciones la posibilidad de trasladar a los presos soberanistas condenados por el 1-O a cárceles fuera de Cataluña para evitar que la Generalitat les dé "beneficios penitenciarios" como el tercer grado, tal y como ha trascendido que pretende hacer el Gobierno que preside Quim Torra. Defiende que los presos ya han tenido un "tratamiento diferenciado" cuando han estado en las cárceles catalanas, además de las manifestaciones que se han producido ante las puertas de la prisión de Lledoners (Barcelona), por lo que cree necesario impedir que se les conceda un tercer grado. 
En el mismo sentido, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante un acto de su formación en Toledo, lamentó que "algunos" se "escandalicen" cuando aboga por que "los que intentan romper el país vayan a la cárcel". "Pero, llamadme clásico, prefiero que no los indulten", continuó, demandando que el Estado recupere las competencias penitenciarias en Cataluña para garantizar el cumplimiento íntegro de las condenas dictadas en la sentencia sobre el golpe independentista del 1-O.
El dirigente popular reclamó al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que actúe  con "ley y orden" en Cataluña, y que no dialogue ni negocie con el presidente de la Generalitat, Quim Torra. "No cabe apelación al diálogo, sino a la concordia. No cabe una apelación a la negociación, sino a la ley y al orden", afirmó en declaraciones a los medios ante la Jefatura Superior de Policía de Barcelona, donde fue  a mostrar su apoyo a los agentes de la Policía Nacional que han intervenido estos días en Cataluña.

La visión de VOX
El presidente de VOX, Santiago Abascal, denunció que el Gobierno está ante la estrategia política de la "inacción" que busca "rédito electoral" y dejó claro que "de ninguna manera" pactarán con el PSOE y apoyarán "una investidura" socialista. En un acto público en el Palacio de Congresos de Albacete, en una sala con aforo para 1.200 personas y que se quedó pequeña, y a la que entró entre aplausos, vítores y gritos de "presidente, presidente" y "Puigdemont a prisión", agradeció el cariño "a la España viva".
Abascal planteó que la "estrategia política de la inacción" del PSOE solo busca "algún tipo de rédito electoral" y los españoles se lo van a "hacer pagar" el 10 de noviembre. El "problema", añadió, es que Ciudadanos "prefiere al PSOE" y en Albacete -donde cogobiernan PSOE y CS- dijo que lo saben muy bien. En Vox lo tienen "claro", salen a ganar las elecciones y, si no ganan, "en ningún caso pactaremos con el PSOE".
Sobre la situación de los presos, Abascal, reiteró el fin de semana en un acto de su partido en Bilbao la petición de la aplicación del estado de excepción en Cataluña, y consideró que el Gobierno "tiene capacidad" para que los nueve condenados por el "procés" estén en cárceles de "Canarias o Galicia" para que "no sean excarcelados" por una "Generalidad golpista" 
El presidente de Vox acusó al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de ser un "cobarde con los vivos, solo es valiente con los muertos", como el dictador Francisco Franco, cuya exhumación del Valle de los Caídos se producirá este jueves.