España

La actividad no esencial permanecerá cerrada durante 11 días desde mañana

España

ESPAÑA

La actividad no esencial permanecerá cerrada durante 11 días desde mañana

El Puerto de Vigo
photo_cameraEl Puerto de Vigo
El Gobierno endurece el confinamiento: los trabajadores se quedan en casa con un permiso retribuido recuperable desde mañana hasta el 9 de abril salvo los de la sanidad, alimentación y comunicación. Industria y construcción

Las actividades consideradas no esenciales en el decreto del estado de alarma aprobado el pasado 14 de marzo permanecerán paralizadas del 30 de marzo al 9 de abril, con el fin de reducir aún más la movilidad y el riesgo de infecciones, y tratar de evitar el colapso en las UCI cuando llegue el pico de contagios. Lo comunicó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una comparecencia desde La Moncloa en la que avanzó esta medida para hacer frente a la pandemia de coronavirus que hoy se aprobará en un Consejo de Ministros extraordinario.

Sánchez remarcó que todos los trabajadores afectados tendrán un permiso retribuido "recuperable" durante todo el tiempo, recibirán su salario "con normalidad y, cuando pase el periodo de cese de actividad, podrán recuperar las horas "de manera paulatina". Esta medida, calificada de "extraordinaria dureza", evitará el cierre total de la actividad económica, y con ella se pretende rebajar de forma significativa la movilidad, cortar de manera agresiva las infecciones entre compatriotas, reducir el número de hospitalizaciones y descongestionar las UCI.
A falta de concreción hoy en el Consejo de Ministros extraordinario, las actividades consideradas no esenciales son las reflejadas en el decreto del estado de alarma aprobado el pasado 14 de marzo. Más allá de las actividades ya prohibidas, la nueva restricción impedirá, por ejemplo, la actividad industrial en sectores no considerados esenciales para luchar contra la epidemia, o la construcción.

Salarios y permisos

Los trabajadores continuarán recibiendo su salario con normalidad y una vez termine la situación de emergencia, recuperarán las horas de trabajo no prestadas "de manera paulatina y espaciada en el tiempo", por ejemplo con una hora más diaria, mediante los convenios entre empresas y sindicatos hasta el próximo 31 de diciembre.
El jefe del Ejecutivo ha indicado que la decisión se ha tomado siguiendo las recomendaciones de los expertos del Comité Técnico, tras haberse tratado con los agentes sociales, que son "conscientes del enorme esfuerzo que hay que hacer", y bajo el convencimiento de la necesidad de reducir la movilidad de los días laborales al nivel de la caída que se produce los fines de semana. 
En este sentido, ha indicado que la idea del Gobierno es anticipar las jornadas festivas de la Semana Santa para cerrar las actividades económicas de servicios no esenciales para rebajar de manera "significativa" la movilidad y recortar en mayor medida el contagio y las infecciones y con el fin también de reducir el número de hospitalizados y "aliviar" las UCIs . 

Sánchez elude responsabilidades ante el fiasco de los 650.000 test

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, eludió calificar de fiasco la devolución de 650.000 test de diagnóstico rápido del coronavirus por no tener el nivel de fiabilidad requerido. Señaló que se trata de un caso "muy particular" y que el Estado es "garantista" en la compra de este tipo de material.
En rueda de prensa, Sánchez recordó que tras la compra de los test es el Instituto Carlos III quien garantiza que las pruebas "cumplen con la normativa y las exigencias" para que sean eficaces. "En este caso, que es muy particular, se han devuelto al proveedor y se suministrará otro tipo de test con suficientes garantías", insistió.
Además, el presidente aseveró en clara alusión a la oposición, que ante este tipo de crisis caben dos actitudes, "o bien quedarse en el reproche o aportar soluciones", y añadió que su Gobierno "está por aportar soluciones en un contexto muy complejo". Desde la oposición se le recordó que cuando el caso de la enfermera con ébola llegó a pedir la dimisión de la ministra de Sanidad por aquel entonces, la popular Ana Mato, en un caso en el que no hubo una sola víctima.
Asimismo, Sanchez, defendió que los esfuerzos del país están empezando a dar sus resultados. "Cuando sobreviene este tipo de catástrofes hay dos actitudes, unos vocean y extienden el miedo, y otros trabajan con abnegación", llegó a decir, para luego afear que haya quien "se esfuerce en sacar provecho o ventaja" de la situación mientras otros optan por colaborar. En este sentido, calificó de "maravilloso" que los españoles hayan optado por la solidaridad en estos días de estado de alarma, y añadió que esto "dice mucho de la grandeza de nuestro país". 

Comentarios