Enrique González: “Supervisamos el 80% de la actividad empresarial”

Enrique González en el set de TV de Atlántico.
photo_camera Enrique González en el set de TV de Atlántico.
"Tenemos una estructura de gente analizando normativa y preparando cursos para formarnos"

Enrique González es auditor de cuentas y desde septiembre de 2011 es el presidente en Galicia del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE). Acaba de presentar el último informe sobre la longevidad de las empresas y el papel clave de la auditoría en las compañías. 

 

 

Instituto de Censores Jurados de Cuentas es un nombre rimbombante para una importante labor en el tejido empresarial.

Lo de tener la palabra censor suena como a oscuro. El Instituto de Censores Jurados de Cuentas es una de las corporaciones que nos agrupa a los auditores en España. Lo que hacemos es defender los intereses del colectivo y estamos sometidos a la supervisión del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, que es un organismo que depende del Ministerio de Economía. La corporación media entre toda la normativa que emite nuestro supervisor y el día a día de nuestro trabajo. Tenemos una estructura de gente analizando normativa y preparando cursos para formarnos. Es nuestra casa madre que nos protege y nos ayuda a familiarizarnos y formarnos sobre la tremenda normativa que nos abruma en todos los ámbitos que tienen que ver con la auditoría. Es una actividad tremendamente reglada y tenemos mucho conocimiento de la economía, porque vivimos el día a día de la empresa.

Los auditores permiten a los que estén interesados en una empresa saber cuál es su situación.

Auditamos cuentas de las empresas bajo unos parámetros y una normativa y tratamos de dar veracidad externa a esas cuentas. Un ejemplo. Si un amigo al que aprecio y no le van bien las cosas me pregunta cuánto me costó mi coche, probablemente le diga lo que me costó o incluso menos. Pero a lo mejor a otro más pretencioso le digo que me costó el doble. Pues el trabajo de los auditores es verificar cuánto costó realmente, pedir la documentación y ver la factura. Lo que hacemos es tratar de dar veracidad y fiabilidad a las cuentas que presentan las empresas. Por lo tanto, nuestro trabajo es fundamental. Si cada uno pudiera poner encima de la mesa lo que le apeteciera, con respecto a los números de su empresa, sería un caos la economía, porque existiría un sesgo importante.

En los grandes concursos de empresas hemos visto la gran responsabilidad que tienen los auditores.

Tenemos que ser muy cuidadosos, porque si nosotros decimos que una compañía en sus cuentas tiene un patrimonio enorme y cuatro días después hay un problema, tenemos una responsabilidad. Por lo tanto estamos obligados a cumplir estrictamente una serie de procedimientos para decir que esa información encima de la mesa es cierta. 

¿Las empresas auditadas tienen mejores resultados?

Hacemos estudios que analizan la empresa en Galicia e intentamos poner de manifiesto la relevancia de nuestro trabajo en el ámbito empresarial. Es evidente que cuanto más longeva sea una empresa y más años perdure, más controlada debe tener su administración y su información. Por eso siempre tira de un auditor. Las grandes empresas que hay en Galicia por obligación ya tienen que auditarse. Nosotros supervisamos en Galicia casi el 80% de la actividad empresarial privada. Nuestro trabajo evidencia que las empresas que se auditan tienen mejores beneficios, generan más empleo, tienen menos endeudamiento y duran más años. No digo que seamos la medicina que consigue eso, pero sí es cierto que cuando tienes unos buenos auditores, un buen equipo de comunicación y un buen equipo de asistencia legal tienes más posibilidades de que te vaya mejor. 

¿Qué empresas tienen obligación de auditarse?

Son tres parámetros, uno de ingresos, uno de activos y otro de número de empleados. Son 2,7 millones de activos, 5,8 millones de facturación y más de 50 empleados. Cuando superas esos límites dos años seguidos estás obligado a auditarte. Nosotros lo que aconsejamos es que no miren a los límites y si tienen una empresa y quieren enfocarse al futuro, igual que te digo contrata a un buen fiscalista o un buen abogado o una buena agencia de comunicación, también contrata a una buena empresa de auditoría. Todo esto te ayuda en tu negocio.

¿Hay empresas que sin estar en esos límites legales piden ser auditadas?

Efectivamente. En el estudio sale que más de un 60% de las empresas que tienen más de 60 años son pequeñas, facturan menos de 10 millones de euros. Además, el 22% factura por debajo de un millón de euros. Y hay un montón de ellas que se someten a auditoría voluntaria, porque les interesa. A las que se auditan les va mejor y lo demostramos en todos los estudios.

En el último estudio se analizan los datos de las empresas más longevas, que son las más serenas.

Nos sorprendió. La conclusión del informe es que las empresas más longevas tienen una visión de como somos los gallegos: con poco endeudamiento, mucho empleo fijo y resultados moderados. Eso tiene mucho que ver con nuestra filosofía de vida, ese empresario de pequeña empresa que ha pasado la tercera generación. Esa prudencia. Y tiene mucho que ver con el arraigo: me gusta más ser reconocido por tener una empresa muchos años que por tener mucho dinero a corto plazo. ¿Yo que aporto a Galicia? La media de las empresas que superan los 60 años tienen 77 años, pero esa media es a la vez falsa, porque consideramos fecha de constitución cuando existe legalmente, pero todas estas compañías vienen de actividades anteriores de la familia. Nos encontramos con un tejido empresarial muy próximo, donde el empleo estable prima, donde la rentabilidad no es el objetivo a corto plazo y tiene mucho que ver con el arraigo y la vinculación con el país, con ser de aquí. Nos define. El carácter del empresario gallego tiene mucho que ver con la sostenibilidad.

¿Cotizan en auditoría los criterios de sostenibilidad?

Está pendiente de aprobación la ley que regula todo esto y es probable que se derive una normativa estricta para desarrollar los informes de sostenibilidad de las empresas. Porque si no volveríamos a lo mismo, yo digo que he reducido la huella de carbono en equis miles de toneladas. Eso tendrá que demostrarlo para ponerlo en un papel. La sostenibilidad es algo que viene y los informes de sostenibilidad van a ser fundamentales porque a medio plazo no querré tener proveedores que no tengan una cierta proyección de sostenibilidad en sus negocios.

Te puede interesar