Dice que los trabajos van ’a buen ritmo’ y asegura que se cumplirá el plazo de un mes para presentar los resultados

La Xunta niega tener un avance de la auditoría de las cajas pese a haberse filtrado

La Xunta dice que no tiene ’ningún avance’ sobre las auditorías que KPMG está realizando sobre las cajas, a pesar de que se filtró información a dos periódicos que revelan que el informe ve viable una fusión entre Caixanova y Caixa Galicia. El Gobierno de Feijóo sostiene que los trabajos ’van a buen ritmo’ y que se cumplirá el plazo de un mes para presentar los resultados definitivos, que se expondrán a agentes políticos, económicos y sociales.
La Xunta negó ayer, a través de un comunicado, tener ’avance de datos sobre las auditorías externas’ que está realizando la firma KPMG sobre el estado de Caixa Galicia y Caixanova desde el 4 de diciembre y sostiene que ’cuaquier dato publicado no se puede corresponder’ con estos análisis. El Gobierno gallego manifestó que no se dispondrá de información hasta que los auditores lleguen, ’al menos’, a sus conclusiones provisionales y resaltó que los trabajos ’van a buen ritmo’ y que se cumplirá el plazo de un mes para presentar los resultados acerca de si sería viable o no una fusión entre las dos entidades. El Ejecutivo autónomo reaccionó así a la noticia recogida ayer por los medios sobre la filtración de un avance de la auditoría al periódico económico ’Cinco Días’ y a un diario de A Coruña. La Xunta señala ahora que confía en el ’buen hacer’ de los profesionales que se encargan del análisis de las dos cajas gallegas y garantiza que cuando la auditoría termine y disponga de los resultados se los comunicará a los agentes políticos, económicos y sociales. Además, recordó que el Gobierno pactó con Caixa Galicia y Caixanova encargar este trabajo, ante las divergencias entre los datos presentados por ambas, con el fin de conocer la ’situación exacta de las cuentas’ de las dos entidades y ’certificar la bondad de sus balances’, así como que ’no cuentan con pasivos contingentes y despejar cualquier duda sobre la solvencia de una unión’. La filtración fue interpretada por el secretario xeral del PSdeG, Manuel Vázquez, como ’muy difícil de creer’ y advirtió que la ’confidencialidad, rigor y el crédito’ de esta auditoría quedan ’bajo mínimos’ y acusó al Gobierno gallego de ’hacer trampa’. Según los datos que se filtraron a los dos periódicos, el informe de KPMG ve viable la fusión entre Caixanova y Caixa Galicia, con un excedente del 14 por ciento de la plantilla -lo que supone unos 1.300 puestos de trabajo que se eliminarían a través de prejubilaciones-. Por su parte, el cierre de sucursales sería de unas 300 oficinas y el 50 por ciento se llevaría a cabo fuera de Galicia, sobre todo en Madrid. La fusión requería, además, del Fonde de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB)unos 1.100 millones. Expertos consultados por este diario ven difícil que en dos semanas la auditora haya tenido tiempo de analizar los datos de las dos entidades financieras.

Te puede interesar