Asegura que las condiciones fueron distintas para los bancos, que no tuvieron que adelantar el saneamiento

La Xunta dice que la caja incumple los nuevos requisitos por las provisiones

Fernández Currás con el dierctor del IGE, José Antonio Campo Andión. Foto: EFE
La conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás, explicó ayer que Novacaixagalicia 'cumpliría' los nuevos requisitos de solvencia fijados por el Gobierno central, si las cajas no hubiesen sido obligadas a hacer sobredotaciones y el dinero del FROB se hubiese destinado, en lugar de a sanear cuentas, a reforzar el capital, como los bancos.
Tras una visita al Instituto Galego de Estatística (IGE), Fernández Currás volvió a reprochar los 'bandazos' del Ejecutivo estatal, que tachó de 'muy negativos', y recordó que el plan de fusión de Caixa Galicia y Caixanova recibió el visto bueno del Banco de España y de Bruselas.
Además, comparó las nuevas exigencias que tendrán que cumplir las cajas con una situación en la que España tuviese que adelantar el cumplimiento de los objetivos de reducción del déficit.
La prioridad fundamental del plan de negocio de la caja era el saneamiento a través de la fusión y la inyección de capital del FROB, insistió la conselleira. 'Ese saneamiento suponía adelantar el calendario de provisiones hacia el futuro durante un plazo de cinco años, en concepto de pérdida esperada', dijo y explicó que esa era la 'garantía de solvencia para terceros'. Ahora, después de haber hecho un saneamiento que provocó que 'se sacrificase la cifra de capital', se exige solvencia a través del mismo, criticó. 'Si la hoja de ruta hubiese sido otra, la distribución hubiese contemplado la vía de reforzar el capital de la misma manera que lo hicieron otras entidades financieras que no han adelantado este saneamiento', afirmó.
En cualquier caso, manifestó que el Gobierno gallego espera 'expectante' el decreto del ministerio que establezca de forma definitiva las exigencias. 'Yo no estoy acostumbrada a que la única información sea la que me llega por la rueda de prensa', reprochó.
La titular de Facenda se referió a las cifras de exposición al ladrillo hechas públicas por la caja y consideró que son 'una buena noticia'. 'Hay 16 entidades que están peor y 10 que están mejor'.
Por otro lado, el consejo de Novacaixagalicia que se reúne el último jueves de cada mes no lo hará hoy por la jornada de huelga.

Feijóo exige al Gobierno un documento

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, avisó ayer de que la Xunta 'no cambia de opinión' y que, frente 'a la frivolidad e improvisación' del Ejecutivo estatal, 'mantiene los criterios de solvencia y galleguidad' de Novacaixagalicia, a la espera de contar con un 'documento de trabajo' oficial que le permita analizar los 'escenarios' que se abren con los directivos de la entidad.
'La Xunta trabaja en un proyecto de galleguidad y solvencia', sentenció el jefe del Ejecutivo gallego, en la que constituye su primera declaración pública tras avanzar el Gobierno las nuevas condiciones de solvencia a las que deberán someterse las cajas.
Preguntado por si Novacaixagalicia estaría en condiciones de cumplir con esta exigencia, Núñez Feijóo se mostró contundente y ratificó que las 'últimas y únicas' comunicaciones oficiales que la Xunta tuvo del Ejecutivo que preside José Luis Rodríguez Zapatero y del Banco de España es que la entidad fusionada 'cumple todas las ratios de solvencia que se exigían'.
En este escenario, alertó de que, 'en un momento de extremadas dificultades económicas', lo 'peor' que se puede hacer es 'quebrar los principios de igualdad jurídica, de estabilidad y de confianza financiera'. Por ello, condenó la actitud del Ejecutivo estatal, avisándole de que un Gobierno 'responsable' no puede cambiar su política económica y financiera 'cada mes'.
'Una entidad no puede ser solvente en el mes de diciembre y dejar de serlo en enero', proclamó, antes de insistir en que las reglas de juego no se pueden modificar 'cada 15 días'. 'Ante esta frivolidad e improvisación del Gobierno, la Xunta seguirá trabajando por la solvencia y la galleguidad de la entidad financiera; no vamos a cambiar de opinión', se reafirmó.
Núñez Feijóo explicó que dirigentes de la Xunta mantuvieron esta jornada una reunión con el equipo directivo de la nueva caja gallega para ver la situación que el Ejecutivo estatal está planteando 'a través de ruedas de prensa' y manifestó su deseo de tener cuanto antes un documento de trabajo del Gobierno estatal para poder analizar 'los escenarios' con la caja, y trasladárselos, posteriormente, a partidos políticos, patronal y sindicatos. 'Como hemos hecho siempre', apostilló.
En todo caso, insistió en la voluntad de la Xunta de trabajar 'en un proyecto de galleguidad y solvencia', aunque eludió aclarar si este principio podrá cumplirse tanto si la entidad se mantiene como caja como si se transforma en un banco. 'No podemos seguir dando posturas definitivas en función de ruedas de prensa', advirtió.

Novacaixagalicia espera que el Gobierno concrete las condiciones

Novacaixagalicia se mantiene a la espera de recibir un documento en el que el Gobierno y el Banco de España concreten las nuevas exigencias que afectarán a la caja para analizar las vías de que dispone para cumplirlas. Fuentes de la entidad han señalado que hasta que conozca con exactitud qué requisitos se marcan no puede reaccionar y han insistido en que cuenta con un plan de negocio que deberá incluir modificaciones si se cambia la norma, pero que cumple los objetivos marcados por el acuerdo de Basilea III en cada uno de los periodos que establece.
La caja esperará a ser informada de la nueva norma para analizar sus alternativas, entre las que se encuentra la de abrirse a captar capital mediante cuotas participativas.

Salgado: 'Las cajas podrían necesitar un capital entre el 9 y 10%'

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, aseguró que las cajas de ahorros, al ser entidades no cotizadas, podrían necesitar un capital de entre el 9 y el 10%.
En declaraciones a la prensa en los pasillos del Congreso, la ministra confirmó este dato, aunque aseguró que la cifra definitiva se conocerá en el Decreto Ley que se aprobará en febrero. Para ello, dijo, 'contaremos con el asesoramiento del Banco de España y con los datos que nos proporcionen los ejercicios de transparencia que están llevando a cabo las entidades financieras y que se tienen que aportar a finales de mes'. La ministra dijo que 'el sistema financiero español es solvente, pero las condiciones de los mercados están cambiando'.

Te puede interesar