Atlántico

MAR

La veda del pulpo se inicia mañana y se extiende hasta el 1 de julio

La veda de la captura de pulpo en Galicia comenzará a las 16:00 horas de este viernes, día 18 de mayo, y terminará a las 5:00 horas de lunes, 1 de julio.

La veda del pulpo se inicia mañana y se extiende hasta el 1 de julio



Así lo especifica la resolución del plan experimental para la gestión de esta especie para la campaña 2019/2020, que establece el período de veda del pulpo que se inicia mañana.

Las capturas desembarcadas el 17 de mayo podrán ser comercializadas también el 18 de mayo en aquellas lonjas en las que tradicionalmente se vinieran realizando ventas de pulpo los sábados.

El período de veda del pulpo, remarcan desde la Xunta en un comunicado, significa que queda expresamente prohibida la captura de esta especie, por medio de cualquier arte, en aguas en las que Galicia tiene competencias en marisqueo.

Por lo tanto, las embarcaciones dedicadas a la captura de este cefalópodo con nasas deberán retirarlas de su calado y llevarlas a puerto. El tiempo de veda es también aplicable a la pesca marítima de recreo y a las capturas con cualesquiera otra arte distinta de la nasa para pulpo.

Recuerda el Gobierno autonómico que la veda es una de las medidas técnicas que comprende el plan de experimental de la especie, con el fin de ajustar la gestión pesquera a su ciclo de vida y así proteger su reproducción y contribuir a una explotación más sostenible.

La Consellería del Mar y el sector consensuaron un nuevo plan del pulpo para el próximo año, informa un comunicado, que entra en vigor mañana y que permanecerá vigente hasta que se publique el plan del año que viene, que fijará la siguiente veda.

Según establece el citado plan, a partir del día 1 de julio, fecha en la que finaliza la veda, hasta el 31 de agosto, la cuota máxima de captura de esta especie es de 30 kilos por barco y día. A esta cantidad se le añaden 30 kilos al día por cada tripulante a bordo, hasta un máximo de 210 kilos al día.

En lo que resta de campaña la cuota máxima será de 50 kilos por embarcación y día, cantidad a la que se le añaden 50 kilos al día por cada tripulante, hasta un máximo de 350 kilos por día.