Economía

El Supremo no ve abuso de la banca con las hipotecas IRPH

Economía

Economía

El Supremo no ve abuso de la banca con las hipotecas IRPH

Manifestación y pancartas en Barcelona contra las hipotecas IRPH de la banca.
photo_camera Manifestación y pancartas en Barcelona contra las hipotecas IRPH de la banca.
El fallo, que no es unánime, considera no obstante que hubo falta de transparencia en la contratación

n n n  El Tribunal Supremo descarta que las cuatro hipotecas referenciadas al Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH) que analizó ayer sean abusivas a pesar de detectar que hubo falta de transparencia en la contratación, cuando el banco no informó de la evolución del índice en los dos años anteriores.
Aunque de momento el alto tribunal sólo adelantó el fallo, la decisión no ha satisfecho a los consumidores, que han recibido la noticia como "un salomónico jarro de agua fría", aunque no pierden la esperanza.
A falta de conocer los pormenores, el pleno de la sala de lo Civil se ha basado en el criterio del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que el pasado marzo dejó en manos de los jueces españoles declarar la idoneidad del IRPH, analizando caso por caso. Así, "se ha apreciado falta de transparencia por no haberse informado de la evolución del índice de los dos años anteriores". Sin embargo, "y siguiendo también la jurisprudencia del TJUE", concluye que ninguno de los casos "había abusividad".
Programado para el pasado 30 de septiembre, la cuarentena preventiva del presidente de la Sala obligó a posponer a este pleno, en el que se han retomado los recursos por el IRPH después de que se pronunciara Luxemburgo.
En su sentencia de marzo, el TJUE sostenía que para que la cláusula sea transparente no sólo tiene que ser comprensible desde el punto de vista "formal y gramatical", sino que debe aclarar al consumidor cómo se calcula el tipo de interés y sus consecuencias económicas. Aun así, no declaró nulo el índice para respiro de la gran banca española, que suma una cartera hipotecaria referenciada al IRPH de unos 16.300 millones.

un voto particular
El fallo no es unánime, ya que cuenta con el voto particular del magistrado Francisco Javier Arroyo, el mismo que se posicionó en contra de este índice en la polémica sentencia que abrió las puertas de Europa al IRPH. En aquella ocasión, el Supremo fallaba a favor de los bancos tras estimar que la mera referencia de una hipoteca a este índice oficial no implica un abuso respecto al consumidor.
Para Arroyo, al igual que para su compañero Francisco Javier Orduña -ahora fuera del alto tribunal-, dicho argumento resultaba "no ajustado a derecho". En su opinión, las entidades que empleen el IRPH frente a otros índices más usuales como el euríbor, habrían de establecer su "alcance y funcionamiento concreto, de manera que el consumidor esté en condiciones de valorar, basándose en criterios precisos e inteligibles, las consecuencias económicas que asume". Máxime al tratarse de un producto complejo que, desde su aplicación, se ha mantenido en valores "superiores a otros más usuales y conocidos", como el euríbor.
Las patronales del sector bancario, AEB y CECA, aplaudieron la decisión del alto tribunal, y recalcan que el IRPH es un índice oficial elaborado por Banco de España y publicado en Boletín Oficial del Estado (BOE). La polémica por su uso se desencadenó entre 2013 y 2016, cuando se estabilizó en valores próximos al 2%, lo que dejaba a los clientes en una situación de desigualdad respecto a los hipotecados con euríbor, cuyas cuotas se fueron reduciendo considerablemente por la caída progresiva de su índice de referencia a terreno negativo.

Para los consumidores es un "salomónico jarro de agua fría"

El otro foco de atención han sido, precisamente, los consumidores, que han hecho público su rechazo.
La presidenta de Asufin, Patricia Suárez, califica de "salomónico jarro de agua fría" el dictamen, que obliga a los clientes a mantener unas hipotecas financiadas con un índice que "todos, excepto el Tribunal Supremo", consideran abusivo.
A tenor de sus cálculos, el perjuicio medio causado rodaría los 25.000 euros.
An así, "no zanja la cuestión", añade Suárez, que recuerda que el TJUE se tendrá que volver a pronunciar después de que un juzgado de Reus haya elevado una cuestión prejudicial.
Además, el pasado abril el juzgado de Primera Instancia número 38 de Barcelona, el mismo que llevó el asunto a Europa la vez anterior, solicitó a Luxemburgo que aclarara su veredicto al considerar que sigue suscitando dudas.
También las plataformas de abogados han mostrado su malestar con el fallo, y desde reclamador.es, Almudena Velázquez admite su "decepción y estupor" pese a no conocer aún el contenido exacto de la sentencia, ya que en su opinión el Supremo "deja desprotegidos a los afectados por IRPH en España".
Más cautela ha mostrado el consejero delegado de Reclama Por Mí, Javier Moyano, que dice que quedan sin resolver cuestiones como "a qué se refiere cuando dice que no existe abusividad siguiendo la doctrina del TJUE, si al índice en sí mismo, o a que la falta de transparencia no implica abusividad".

Más en Economía
Comentarios