Un submarino con tecnología viguesa

El submarino “Isaac Peral” fue entregado ayer a la Armada en un acto presidido por la ministra de Defensa en el Arsenal de Cartagena.
photo_camera El submarino “Isaac Peral” fue entregado ayer a la Armada en un acto presidido por la ministra de Defensa en el Arsenal de Cartagena.
España entra ahora en el club de la decena de países con capacidad para diseñar y construir submarinos

La compañía viguesa Fluidmecánica ha participado en la construcción del primer submarino español, el “Isaac Peral”, que ayer Navantia entregó a la Armada en Cartagena.

 

 

La empresa, con sede en la viguesa calle Coruña, ha suministrado distintos sistemas de control para el proyecto S-81, que son indispensables para la operabilidad del submarino. En concreto  ha diseñado y fabricado las unidades hidráulicas para los hidroplanos del submarino, bloques para abrir/cerrar válvulas, una planta de engrase y bloques de distribución de grasa, unidades de potencia hidráulica, conductos de salida de gases, así como equipos auxiliares para trabajos de limpieza interior de circuitos hidráulicos.

La empresa viguesa Fluidmecánica está especializada en fabricación de equipos para el sector naval. El mercado exterior  representa el 80% de su negocio. Emplea en Vigo a una treintena de personas y fue fundada en la ciudad hace 45 años. La compañía diseña y fabrica en sus instalaciones hélices de maniobra para barcos, equipos de amarre, fondeo y remolque, servotimones, grúas y equipos de pesca, entre otros.  En estas cuatro décadas ha estado presente en los mayores buques rompehielos del mundo, la potente flota pesquera rusa y petroleros y submarinos.

La Armada recibió ayer el submarino S-81 “Isaac Peral”, en un acto presidido por la ministra de Defensa, Margarita Robles, en el Arsenal de Cartagena. La entrega supone "un hito histórico" con el que España entra en el club de la decena de países con capacidad para diseñar y construir submarinos. Se trata de un submarino diseñado para operar autónomamente en un entorno muy hostil durante largos periodos de tiempo. Por su alto nivel de automatización puede operar con una dotación de sólo 32 personas.

Te puede interesar