Economía

Ritz compra el 100% de Barreras

Economía

economía

Ritz compra el 100% de Barreras

El crucero de lujo "Evrima" que está construyendo el astillero. La obra avanza a buen ritmo y la entrega está prevista para finales de año.
photo_cameraEl crucero de lujo "Evrima" que está construyendo el astillero. La obra avanza a buen ritmo y la entrega está prevista para finales de año.
La naviera adquiere la totalidad de las acciones para comenzar nuevos proyectos y "aclarar problemas heredados"
El grupo norteamericano Ritz Carlton es el nuevo dueño de Hijos de J. Barreras. A través de su filial Cruise Yacht, ha adquirido el 100% de las acciones del astillero vigués que ya controlaba a través de una cesión de derechos que habían hecho los antiguos socios. 
La operación genera tranquilidad sobre el futuro de la compañía naval tras meses de crisis interna -con cese de directiva- y económica -preconcurso de acreedores-.  "Es un grupo con capacidad económica y financiera que confiemos en que dé estabilidad al mayor constructor naval privado de España", indica la patronal gallega del metal, Asime.
La operación "ha sido compleja y ha requerido una enorme persistencia y determinación", indica la compañía, que no desveló el importe de la operación.  A corto plazo, la naviera se centrará en "aclarar los problemas heredados que quedan por resolver", así como trabajar en las etapas finales del crucero 'Evrima' que está previsto que se entregue a finales de año y el comienzo de nuevos proyectos con contratos que aseguren carga de trabajo a medio y largo plazo. "Éste ha sido un viaje desafiante y tenemos mucho por lo que estar agradecidos", señala el CEO de Cruise Yacht, Douglas Prothero. 
Ritz ya tenía el control de Barreras desde hace meses, cuando logró un acuerdo con el accionista principal -la petrolera mexicana Pemex- y uno de los minoritarios -Albacora-, que le cedieron los derechos y se hizo con el 75%. Era un alquiler con opción a compra que ahora se hace efectiva. El 25% restante de las acciones las logró a través del otro minoritario, el empresario vigués José García Costas, que finalmente cedió su parte y se desvinculó totalmente de la empresa que llegó a presidir. 
La compra por parte de Cruise Yacht implicó a muchas partes, entre ellas la Xunta, Cesce, Ministerio de Industria, entidades financieras y varios despachos de abogados. "Un incontable número de profesionales de toda España ha trabajado incansablemente para poder garantizar que Hijos de J.Barreras pueda concentrarse en las oportunidades que tiene por delante", señala Prothero, que ya desembarcó en Vigo, su segunda casa.
 

Más en Economía
Comentarios