Atlántico

CRIPTOMONEDAS

Siete razones por las que deberías estar hablando de Ripple

Que las noticias sobre el mundo de las criptomonedas varían muchísimo de una semana a otra no es una novedad, pero no lo que sí debemos reconocer es que no todo circula en torno al Bitcoin.

Siete razones por las que deberías estar hablando de Ripple

Existen otras monedas virtuales que también han llamado la atención o han tenido su momento de estrellato, como por ejemplo Ripple. 

Por si no lo recuerdas, tiempo atrás, Ripple fue adquirido por un grupo de bancos entre los cuales se encontraba, por ejemplo, Banco Santander. Esta compra se efectúo con el fin de brindar transacciones instantáneas a sus clientes en todo el mundo, con las menores tarifas posibles. Aunque, obviamente esto no es lo único que debes conocer para comprar Ripple o al menos, ponerla como foco en tu horizonte de inversión. Te damos otras siete razones:

1. El hecho de que Ripple sea un proyecto centralizado es una gran ventaja ya que la confirmación de cada transacción es mucho más rápida que en otros casos, como el Bitcoin. ¿Por qué decimos esto? Porque la liquidación ante una transacción con Ripple demora cuatro segundos en comparación con la hora que demora una realizada con Bitcoin. Se podría decir que es casi casi en tiempo real.

2. Uno de los principales diferenciales de Ripple es su protocolo, podría llamárselo una evolución del blockchain tradicional y se lo conoce como Ripple Transaction Protocol (RTXP). Ripple es una solución para los pagos globales que reduce los costos de transacción, soportando hasta fines del año pasado unas mil operaciones y pudiendo escalar hasta unas cincuenta mil en total.

3. En palabras del jefe de criptografía de Ripple: "los sistemas de pago actuales son lo que era el correo electrónico a principios de los años 80. Cada proveedor construyó su propio sistema para sus clientes y, si las personas usan sistemas diferentes, podrían interactuar fácilmente entre ellos. Ripple está diseñado para conectar diferentes sistemas de pago juntos".

ethereum-3818348_640_result

4. Otra de las grandes razones por las cuales para muchos Ripple es una de las criptomonedas del momento se debe a su complementariedad con el consagrado Bitcoin, la red está proyectada para permitir la transferencia de cualquier moneda (incluso Bitcoins). Por ende, Ripple le da a Bitcoins más maneras de conectarse con aquellos que utilizan otras monedas, incluso mediante operaciones más estables.

5. Ripple no cobra tazas para las transacciones tal como lo hacen otras plataformas de pago como PayPal o como sucede con los bancos y sus tarjetas de crédito. Al mismo tiempo, tampoco retiene un porcentaje de la criptomoneda, sino que lo destruye con el fin de proteger el sistema contra cualquier elemento que pueda dañarlo.

6. Desde el año 2017 varios especialistas hablan de Ripple como una gran promesa y quizás con las idas y vueltas de Bitcoin, consiguió tomar un poco de esa fuerza que deseaba. Se la conoce como la moneda de los bancos probablemente porque su foco no son las personas sino los bancos e instituciones financieras y esto ha sido bastante cuestionado por muchos. Sin embargo, ha mostrado varios picos como durante el inicio del 2018 superando los tres dólares y disputando el primer lugar nada más y nada menos que con el Bitcoin.

7. Detrás de Ripple se encuentra la compañía denominada OpenCoin de la mano de Chris Larsen y Jed McCaleb. Este último no solo es especialista en monedas digitales, sino que conoce bastante de negociación a gran escala.

Larsen por su parte posee experiencia dirigiendo algunas empresas financieras digitales. Además, compañías internacionales como Lightspeed Venture Partners, Andreessen Horowitz, Vast Ventures, FF Angel IV y Bitcoin Opportunity Fund han invertido económicamente en OpenCoin, lo que se traduce como un gesto positivo y de confianza en el mundo de las finanzas.

Es una realidad que Ripple tiene una perspectiva interesante sobre la forma de pago a escala internacional y esto es un factor que la diferencia de otras propuestas muy competitivas del mercado virtual.