Atlántico

FERIA INTERNACIONAL DE LA INDUSTRIA NAVAL

Pymar cree que el "tax lease" no lastra los contratos en Vigo

Álvaro Platero, presidente de la entidad, achaca la crisis productiva a "la falta de barcos"

Las empresas aprovecharon la feria para divulgar sus últimas novedades entre los asistentes
Las empresas aprovecharon la feria para divulgar sus últimas novedades entre los asistentes
Pymar cree que el "tax lease" no lastra los contratos en Vigo

Los astilleros de la ría de Vigo comienzan a recuperarse de la crisis, pero todavía escuece la denuncia del antiguo tax lease por parte de los holandeses. A excepción de Freire y Cardama, con más carga de trabajo, el futuro de las gradas viguesas no está claro en los próximos años. 
El presidente de de Pymar, Álvaro Platero, aseguró ayer que el nuevo "tax lease" no es el culpable de esta falta de contratación. "Ya hay 27 barcos firmados, está plenamente vigente. La justicia nos ha dado la razón y vemos resurgir la construcción naval". Aunque no supo responder cuantos de estos se hicieron en Vigo. "Si no se hicieron barcos en Galicia sería porque no hubo barcos para hacerlo. El tax lease está operativo para todo el mundo", incidió Platero en varias ocasiones.
"Los astilleros gallegos tienen un peso absoluto en Pymar, son miembros como los demás", aseguró Platero, que insistió en varias ocasiones que el "tax lease" está "plenamente operativo para Galicia y para toda España". "Es un tema comercial, no todos los barcos pueden tener tax lease, si es susceptible de tenerlo da igual que seas gallego o vasco", abundó el presidente de Pymar que aprovechó para recordar que debido a la "canallada de los holandeses, perdimos 50 barcos, pero ya es agua pasada".

Aclunaga muestra a Rusia la fuerza de los astilleros gallegos

 La experiencia en la construcción naval de primera calidad en Galicia es su principal aval. De ella hizo gala ayer en una reunión paralela en Navalia Aclunaga, la asociación cluster del naval gallego, con una delegación rusa.
Marcos Freire, presidente de la misma, ofreció al grupo, formado por armadores de pesca, representantes de la asociación nacional de astilleros y de la Embajada de Rusia en España, la posibilidad de colaborar en proyectos de ingeniería y de construcción de barcos. El nombre de Rusia suena en cada edición de Navalia como fuente de posibles contratos para los astilleros gallegos.
Entre otros datos, les mostró el buen momento del sector en Galicia, con 19 barcos en las gradas y una facturación anual de 2.300 millones de euros.
Aclunaga también recibió a una delegación de Indonesia, que contrató un buque escuela a Astilleros Freire, a la que acompañaron en un recorrido por las capacidades de la industria naval gallega.n