Los sindicatos rechazan que sea para toda la planta y proponen medidas como rebajar la cadencia por hora

PSA Vigo propone un ERE de 60 días de marzo de 2011 a diciembre de 2012

Vigo era hasta ahora la única planta sin ERE.
PSA Vigo ha dejado de ser la única planta de España sin expediente de regulación de empleo. La crisis de consumo y el descenso de ventas ha llevado a la dirección de la factoría viguesa de PSA Peugeot-Citroën a plantear ayer al comité de empresa la presentación de un ERE de carácter suspensivo, con una duración de 60 días y que se aplicaría a toda la plantilla entre el 1 de marzo de 2011 y el 31 de diciembre de 2012, aunque no concretó de que forma, ya que dependerá de la marcha de la producción.
La propuesta se ha encontrado de frente a los sindicatos, que además de quejarse por el anuncio del director a la prensa un día antes de la reunión, no entienden un ERE para toda la planta cuando solo la línea del C4 es la que tiene menos demanda, mientras que la de las furgonetas está a plena capacidad, incluso con turno de noche. Los sindicatos ven otras posibilidades, como rebajar la cadencia de coches por hora, ahora en 45, o que los trabajadores de una línea puedan trabajar en la otra. Volverán a reunirse la próxima semana y han fijado fechas para el 11 y 19 de enero.
Fuentes de la empresa justificaron a Europa Press que inicialmente la memoria presentada a los sindicatos plantea que el ERE se aplicaría a toda la planta porque 'en este momento no se puede distinguir nominalmente' a los operarios que resultarían afectados.
No obstante, las mismas fuentes han admitido que, una vez que se desarrolle la negociación con el comité de empresa, se irá limitando ese número de afectados y avanzaron que 'lo normal' es que el ERE tenga repercusión en los operarios de la M2 (unos 2.800), que es la que monta los monovolúmenes y la que tiene una previsión de mayor caída de la producción. En todo caso, la empresa ha puntualizado que, 'esto tampoco quiere decir que el ERE afecte a todos los trabajadores de la M2'.
PSA ha recordado que el ERE presentado a los sindicatos es la 'única solución factible' para hacer frente a la bajada de producción prevista en 2011, la previsión es de 370.000 unidades, y al 'desequilibrio' entre las dos líneas de montaje.
La empresa entregó la memoria del ERE ayer a los sindicatos en una reunión en la que estuvo su director Pierre Ianni. Los representantes sindicales han coincidido en señalar que 'no se va a admitir bajo ningún concepto' que la regulación afecte a todos los trabajadores.
El portavoz de UGT, Rubén Pérez, auguró que, si no se limita el impacto del ERE, las negociaciones 'no van a tener mucho recorrido'. En ese sentido, recordó que hay trabajadores de la M1 que tienen la bolsa de horas en su tope máximo de 30 días, y que están trabajando sábados y domingos.
UGT abogó por 'seguir buscando soluciones organizativas', como recurrir a la formación para 'amortiguar los días de parada', rebajar la cadencia de producción o estudiar 'la polivalencia de trabajadores'.
El presidente del comité de empresa, Alberto Priego (SIT), reiteró que 'no tiene sentido' un ERE para toda la fábrica y apuntó que 'aún hay mucho que hablar y negociar'. De hecho, se están previstas reuniones la próxima semana y los día 11 y 19 de enero, ya que la intención de la empresa es cerrar un acuerdo, 'como muy tarde a finales de enero'.
Por su parte, el portavoz de la CIG, Henrique Pérez, también insistió en lo 'absurdo' de 'mandar para casa' a gente que tiene 'trabajo sábados y domingo, y la empresa aún les debe 30 días de la bolsa de horas'. 'El problema de fondo es el desequilibrio organizativo', destacó, y pidió a la Administración que, en lugar de 'subvencionar el paro de los afectados por el expediente de regulación de empleo', podría 'subvencionar los costes de la reorganización'.
Pérez advirtió de que, aunque no se ha hablado en la reunión de este jueves, el impacto del ERE en Citroën tendrá 'consecuencias tremendas' en la industria auxiliar.

La Xunta dice que 'no se puede hacer más' por Citröen
La Xunta asegura que 'está cumpliendo estrictamente' todos los compromisos asumidos con la factoría viguesa de PSA Peugeot Citroën de Vigo y 'no se puede hacer más', dijo que presidente del Gobierno gallego.
Preguntado al respecto, Feijóo, quien desconocía la propuesta, ha apostado por ver 'el planteamiento' de la empresa, si bien recalcó que la Xunta ha dado pasos importantes para mejorar de la situación del sector de la automoción. 'Mantenemos el compromiso del plan integral de 120 millones de euros para el sector', ha ejemplificado.
En este escenario, se ha reafirmado en que su Gobierno 'está cumpliendo estrictamente' los compromisos adquiridos con Citroën. 'E incluso ampliando, como es el caso del convenio para la fabricación de furgonetas eléctricas', ha concluido el jefe del Ejecutivo.
Ya el conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, aseguró esta semana que la Xunta está 'haciendo todo lo que está en su mano' para que las plantas de fabricación de automóviles, entre ellas la de PSA Peugeot Citroën en Vigo, no acusen la caída de las ventas y tengan que realizar 'ajustes'.
Guerra señaló que la Xunta está tomando medidas a corto, medio y largo plazo para que el sector no sufra la caída de la demanda de automóviles y tenga que realizar ajustes en sus plantillas.

Las ventas caen en un año pero mejoran con respecto a noviembre
Las matriculaciones de automóviles en Galicia se situaron en las 1.224 unidades en los quince primeros días de diciembre, lo que supone una caída del 38,3% con respecto al mismo periodo de 2009, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) facilitados a la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), que representa a 2.400 concesionarios y 3.000 compraventas. En el conjunto de España, las ventas cayeron un 35,7%, hasta situarse en las 21.703 unidades en esta quincena
Según Ganvam, el final anticipado del programa de ayudas, la subida del IVA y el contexto económico han sumergido al sector de la distribución en una situación crítica que requiere una 'vertebración coyuntural' .
Por otro lado, la matriculación de coches en Galicia ha experimentado un ligero incremento en la primera quincena del mes de diciembre con respecto al mismo periodo del mes anterior, según la Asociación de Concesionarios de Automóviles de Galicia (Acoag).
En este período se han vendido 1.224 vehículos, lo que significa un incremento del 8,22 por ciento en relación con los primeros quince días del mes anterior. Un portavoz de la asociación señaló en un comunicado que 'este aumento en las ventas de vehículos, aunque leve, supone un cambio de tendencia' y responde a la segunda fase del Plan re-Móvete.

Te puede interesar