Atlántico

ECONOMÍA

PSA Vigo para la producción y los sindicatos convocan otra huelga

La fábrica lamenta la "actitud irresponsable" de los sindicatos y admite "perturbaciones importantes" 

Sentada de protesta de algunos trabajadores de PSA Vigo, que abandonaron sus puestos en un hecho histórico en los 60 años de la fábrica automovilística.
Sentada de protesta de algunos trabajadores de PSA Vigo, que abandonaron sus puestos en un hecho histórico en los 60 años de la fábrica automovilística.
PSA Vigo para la producción y los sindicatos convocan otra huelga

Jornada histórica la de ayer en PSA Vigo con un paro de seis horas convocado por UGT, CC OO y CIG, al que sumó la CUT, que provocó una paralización de la producción de coches -algo más de medio millar estaban en peligro-.
Los sindicatos hablan de "un gran éxito" de la huelga contra la sobrecarga de trabajo y la precarización y cifran el seguimiento en más de un 80%. La dirección de la compañía asegura que "solo fue secundada por un 15%", si bien admite que debido a una "actividad de flujo continuo como la de la factoría automovilística, las consecuencias son mayores". La empresa admite que hubo "perturbaciones importantes" y con este tipo de acciones se "causa un enorme daño a la imagen de la planta" y lamenta la "actitud irresponsable" por parte de los convocantes "en un momento en el que la mesa de negociación sigue abierta y buscando soluciones" para la cadena de montaje 2, donde se ensamblan las furgonetas y el monovolumen y que trabaja a cinco turnos. 
La línea 1 -donde se fabrican los sedanes y las preseries del nuevo todocamino de Peugeot- también se solidarizó con los compañeros de la M2, así como personal de pintura y ferraje, aseguran los sindicatos. "Las cadenas se silenciaron para dar respuesta firme a una injusticia social que los trabajadores llevan mucho tiempo padeciendo", indica Manuel Domínguez, de la CIG, que pide a la dirección que "reconsidere su planteamiento y lo plasme en documento oficial". 
La representante de UGT, Ana Belén Valiño, celebra que "se visibilice esta problemática con unahuelga histórica por su amplio seguimiento y unión sindical" y advierte que "es solo un aviso". Santiago García, de CC OO, también calificó el paro de "histórico"y confía en que la compañía "recoja el recado y ponga solución de una vez por todas". 
Los sindicatos ya han registrado una nueva convocatoria de huelga para el próximo miércoles día 22 de mayo y en esta ocasión será de cuatro horas. Solo dos días después está fijada una reunión con la dirección, que la empresa recuerda que "ya lleva tiempo convocada", por lo que tacha de "irresponsable que se haga una huelga mientras se negocia". Considera "irresponsable alimentar el conflicto en vez de buscar acuerdos mediante el diálogo constructivo".
Los operarios de la factoría recorrieron las instalaciones y realizaron sentadas en su interior y algunos de los operarios se fueron sumando a la marcha a su paso por las cadenas de montaje, que llegaron a arrancar pero sin fabricación. Los sindicatos llevaron sus protestas hasta los responsables de montaje y también hasta 'Casa Blanca', como así llaman al despacho de la Dirección de PSA Vigo.

Los sindicatos piden ampliar plantilla "de manera inmediata"
Más personal y reducir carga de trabajo son las reivindicaciones de los sindicatos convocantes de la huelga: UGT, CC OO y CIG -la CUT también se sumó- que suman un 40% de la representación de la plantilla de PSA Vigo-. Las centrales lamentan "llevar cinco meses en la mesa de negociación y ninguna solución" y aseguran haber presentado varias propuestas a la dirección para mejorar la situación de la línea M2 de montaje. "El aumento de las incapacidades temporales y del absentismo laboral es una realidad que no se puede esconder", señala Víctor Mariño, de la CUT.
El sistema de producción M2 tiene activos los turnos de mañana, tarde y noche, festivos y fines de semana para la producción de las nuevas furgonetas de Citroën, Peugeot y Opel y el monovolumen C4 con una actividad diaria de 60 coches a la hora. La línea M1 solo tiene un turno en el que se fabrican 24 vehículos por hora entre los sedanes C-Elysée y el 301 y algunas unidades de prueba del nuevo todocamino para Peugeot cuya producción se iniciará en el último trimestre del año. Será entonces cuando se inicie también la furgoneta para Toyota, que provocará un repunte de la carga.