economía

PSA y Fiat Chrysler descartan el cierre de fábricas con la fusión

Fiat Chrysler y PSA Group
photo_camera Fiat Chrysler y PSA Group
La planta de Vigo se sitúa en buena posición para captar nuevas marcas del gigante automovilístico que tendrá sede social en Holanda. Al frente estará el mandatario de PSA, Carlos Tavares, quien augura "un futuro brillante para la empresa". La fábrica viguesa es la que más marcas produce del grupo francés y es de las más rentables.

La creación del cuarto grupo automovilístico más grande del mundo ya está encaminada. PSA y Fiat Chrysler anunciaron ayer que prevén alcanzar un memorando de entendimiento en las próximas semanas con el que fructificaría la fusión de ambas multinacionales. Al frente del nuevo gigante del motor estará el presidente de PSA, Carlos Tavares, como director general y el consorcio resultante estará en manos de los accionistas de ambas compañías a partes iguales. 
La fusión dejaría un grupo que crearía unas sinergias de unos 3.700 millones de euros y sin cierre de fábricas. "Crearía un grupo líder mundial con la dimensión, las capacidades y los recursos para aprovechar con éxito las oportunidades y gestionar eficazmente los desafíos de la nueva era de la movilidad", indican en un comunicado conjunto fechado en París y Londres. La combinación crearía el cuarto fabricante mundial de coches -tras Volkswagen, Renaul-Nissan y Toyota- en términos de ventas anuales con 8,7 millones de vehículos y unos ingresos de caso 170.000 millones de euros y ganancias operativas de más de 11.000 millones de euros, excluyendo las filiales Faurecia y Magneti Marelli. 
La nueva compañía tendrá domicilio social en Holanda y cotizaría en la Euronext (París), la Bolsa de Valores italiana (Milán) y la Bolsa de Valores de Nueva York y seguirá manteniendo las sedes centrales actuales en Francia, Italia y EE UU. 

Blindaje familia Peugeot
Los accionistas de cada empresa poseerán el 50% del capital del nuevo grupo y, por lo tanto, compartirían equitativamente los beneficios derivados de la misma. El consejo de administración estará compuesto por 11 miembros y el director ejecutivo será Carlos Tavares en un periodo inicial de cinco años. El acuerdo implica un blindaje a la familia Peugeot, fundadora de PSA, que estaría sujeta a un bloqueo de tres años con respecto a su participación y se le permitirá aumentar su participación hasta el 2,5% en los primeros tres años desde la fusión.

 "Se abre un futuro brillante para la empresa"

CARLOS TAVARES, presidente de psa

Carlos Tavares, presidente de PSA y futuro director ejecutivo del nuevo grupo, declaró que esta convergencia entre ambas multinacionales "aporta un valor significativo a todas las partes interesadas y abre un futuro brillante para la empresa resultante de la fusión". "Estoy satisfecho del trabajo realizado para construir juntos una gran compañía", señala.

"Cambiará el sector de manera potencial"

mike manley, ceo de fiat Chrysler

Mike Manley, CEO de Fiat Chrysler, asegura que esta fusión "puede cambiar el sector potencialmente". "Contamos con una larga trayectoria de cooperación de éxito con el Grupo PSA  y estoy convencido de que juntos, con nuestra gente, podremos crear una empresa de movilidad global de clase mundial", apunta Manley.n

Te puede interesar