Ya se cerraron tres plantas cementeras de España y dos suspendieron temporalmente la producción

La producción de cemento cae hasta cifras del año 1964

Las obras del AVE son un respiro para las empresas de cemento y hormigón.
Desde el año 2008, el sector del cemento se enfrenta a una de las mayores crisis de su historia tanto por su dimensión como por la prolongación en el tiempo. Como dato para ilustrarlo la producción de cemento ha caído a cifras de 1964.
Así se refleja en un informe sobre el sector realizado por el grupo Cimpor, matriz de Corporación Noroeste y Cosmos, en el que se señala que el mercado absorbió 56 millones de toneladas en 2007, en tanto que 2011 cerró con una demanda de 20 millones. Desde el año 2008, la disminución de la producción y ventas es constante. El informe señala que el mes de septiembre de 2012 se cerró con un consumo de cemento que apenas superó 1 millón de toneladas.

Las previsiones indican que 2012 cierre con un nuevo retroceso hasta situar la producción de cemento en los 15 millones de toneladas. Estas mismas previsiones aseguran cifras negativas para el sector también para 2013 y 2014.

Como consecuencia, la situación de las empresas es delicada. Hasta el momento se han cerrado tres plantas de cemento de España y dos han suspendido temporalmente la producción. Los cierres los han ejecutado empresas tan potentes como Holcim o Cemex.

El informe de Cimpor destaca que en la actualidad, y como resultado de un crecimiento exhaustivo del sector, 'el mercado se encuentra saturado y resulta ineficiente'. Por todo ello considera que el sector cementero requiere una reorganización para poder mantenerse porque las dimensiones actuales supondrán el ahogo de todas las compañías.

La capacidad de producción instalada de cemento en España se sitúa en el entorno de los 50 millones de toneladas y en la actualidad, las empresas cementeras tienen parado el 60% de la capacidad de producción. Por tanto, 'es necesario y urgente redimensionarlo porque no se ajusta a las demandas actuales ni tampoco a las futuras', señala el informe.

El consumo de cemento lleva en caída un lustro (2008-2012). Acumula una contracción del 73% desde el inicio de la crisis. Sin embargo, el empleo afectado es del 25%. Las empresas han asumido hasta el último momento la situación de crisis, pero la mayoría han aplicado, o se disponen a hacerlo, medidas regulatorias.

Las principales compañías cementeras que operan en España han aplicado ERE. Así, más de un millar de trabajadores han salido de Cemex, Cementos Portland o Holcim.

Desplome de la licitación

La licitación oficial, tanto de obra civil como de edificación, se ha visto reducida en un 50% en los últimos doce meses. Ya en 2008 bajó la licitación, a pesar de la puesta en marcha del Plan E. En paralelo, se congelaron o redujeron las grandes infraestructuras, según un informe realizado por Cimpor sobre la situación del sector. En el documento explica que 'la morosidad de la administración ha provocado el cierre o la reducción de tamaño de las principales constructoras del país con la consiguiente disminución de demanda de cemento'.

El parque de viviendas en venta en España supera las 800.000 y el número de viviendas nuevas visadas en doce meses fue de 68.420, un 20% inferior al mismo periodo, y al que hay que sumar las caídas anteriores, destaca el informe. La situación es tan alarmante que colegios de arquitectos se han visto obligados a poner en venta sus sedes, entre ellos el de Galicia. En la comunidad se contabilizaron 1.578 visados de edificación hasta septiembre, cuatro veces menos que los de 2009.

Te puede interesar