Economía

El naval mantiene su actividad, pero con servicios mínimos

Economía

VIGO

El naval mantiene su actividad, pero con servicios mínimos

La mayoría de astilleros continúan con trabajos "a medio gas"
photo_cameraLa mayoría de astilleros continúan con trabajos "a medio gas"
La mayoría de astilleros de Vigo establecen turnos con menos empleados y refuerzan la prevención para que el trabajo continúe, aplazando de momento acogerse a un ERTE
n n n El sector naval en Vigo mantiene su actividad en la mayoría de astilleros, aunque sea con servicios mínimos para garantizar la seguridad de sus empleados mientras el Gobierno no les obligue a parar. Aunque los ERTE son una posibilidad a adoptar, por el momento el trabajo está asegurado sin perder de vista nuevas medidas o la aparición contagios en sus plantillas. 
El astillero Armón continúa con con su actividad al 80%, realizando también materiales de prevención para los profesionales sanitarias del Sergas, como indicaron fuentes sindicales. Desde el grupo señalan que se han reforzado las medidas desinfección, sus trabajadores se han distribuido de tal forma que se respetan las distancias necesarias y a diario se les mide la temperatura, incluyendo toda una serie de medidas higiénicas que también incluyen pautas que seguir en casa. Además, este astillero avanzó el pago a sus empresas auxiliares y no se plantean la posibilidad de proponer un ERTE, asegurando que "no lo vemos necesario".
En el caso de Cardama el ritmo de la producción se ha visto ligeramente disminuida estableciendo dos turnos para su plantilla en un horario continuo. Además, se está aprovechando las instalaciones al aire libre para la mayoría de tareas en un buque mercante de 90 metros en el que trabajan. "Hay gente teletrabajando y hemos mandando a casa a grupos de riesgo, pero de momento no pensamos en un ERTE mientras podamos aprovecharnos de  medidas de flexibilidad laboral ", señaló el director general, Mario Cardama.
El astillero Nodosa, situado en Marín, también establece dos turnos con menos empleados cada uno y rotaciones de personal desde que comenzase el estado de alarma para poder mantener su actividad. "Reducimos al máximo la actividad, un 20-25% de lo habitual", afirmó el gerente Rafael Outeiral.  En sus gradas construyen tres buques y tienen otro en prefabricación, disponiendo a los trabajadores de forma que se mantengan las distancias fijadas por las autoridades sanitarias. "Acordamos con el comité las rotaciones y hacemos uso de vacaciones o bolsas de horas para no tener que recurrir a un ERTE", añadió Outeiral.
Por último, Barreras continúa su actividad con algo más de un centenar de trabajadores del astillero y unos pocos de empresas auxiliares. "Hay unos servicios mínimos y nada de un ERTE encima de la mesa. Salimos de un preconcurso hace poco y no podemos para", indicó Sergio Gálvez, presidente del comité de empresa, quien asegura que se están tomando todas las medidas de seguridad y prevención oportunas.n

Más en Economía
Comentarios