El alcalde Caballero defiende que Caixanova “puede y debe” continuar con su proyecto viable desde la ciudad

Más de 20 entidades de Vigo rechazan la fusión de cajas

Más de 20 entidades viguesas de todos los tipos, desde deportivas a profesionales o empresariales, han manifestado ya a Abel Caballero su rechazo a la fusión de Caixanova y Caixa Galicia. El alcalde espera recabar todavía más apoyos. Por otra parte, el PPdeG emitió un comunicado donde interpreta que las declaraciones de José Blanco —que dice que debe primar el criterio del Banco de España— serían un ‘claro bloqueo a la fusión’ por parte de Madrid.
Más de 20 entidades deportivas, sociales, culturales y profesionales de Vigo confirmaron a lo largo de las dos últimas semanas al alcalde Abel Caballero su rechazo a la fusión entre las entidades gallegas Caixanova con Caixa Galicia y su intención de mantener esta decisión pese a la inminente aprobación de la ley de cajas por el Parlamento de Galicia, que allanaría el terreno. Caballero, tal y como había anunciado, se ha reunido durante los últimos días con representantes vecinales de Vigo (un total de diez asociaciones de otros tantos barrio y parroquias), con la Federación de Peñas Deportivas ‘El Olivo’ o con corporaciones profesionales, como los colegios de Abogados, Arquitectos y Economistas, y todos se habrían mostrado en contra de la propuesta que defienden la Xunta y el BNG y a la que se opone el PSdeG. Según señaló Abel Caballero, el sentimiento es prácticamente unánime y la idea es fortalecer el frente del ‘no’ para evitar lo que en Vigo se entiende como ‘absorción de Caixanova por Caixa Galicia’. ‘Si en el norte tienen problemas con su entidad financiera, que lo resuelvan allí, pero Caixanova puede y debe continuar adelante con su proyecto viable desde Vigo y Galicia’, indicó el alcalde vigués, quien anunció que a partir del mes de enero se intensificarían las acciones en contra de lo que considera ‘imposición de la Xunta’. No descarta convocar una movilización ciudadana, aunque en estos momentos no está encima de la mesa. Además de todas estas entidades, han confirmado su posición contraria las siete organizaciones empresariales de Vigo y la provincia: las cuatro cámara de comercio (Pontevedra, Tui, Arousa y la viguesa), así como la Confederación provincial de Empresarios y el Club Financiero. Todas estas entidades creen que Caixanova puede y debe seguir gracias a alianzas a través de la vía del SIP (sistema de protección), que supone una ‘fusión fría’ y reversible con la creación de una banca que operaría fuera de Galicia, mientras la caja continuaría con sus órganos y marcas en Galicia.

El alcalde de Santiago achaca a ‘un pulso de poder’ las diferencias entre Vigo y Coruña

Bugallo admite que al PSdeG le cuesta “hacer una definición clara” y aboga por dos entidades o una “que sea potente”.

El alcalde de Santiago de Compostela, Xosé Sánchez Bugallo, achacó ayer a ‘un pulso de poder’ las discrepancias entre los regidores municipales de A Coruña y Vigo (del PSdeG) sobre el futuro de Caixanova y Caixa Galicia, ya que, en su opinión, cada uno defiende su postura ‘porque piensan que va a estar allí’ —en su ciudad— el poder económico. En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, Bugallo afirmó que el debate se centra en ‘dónde estará residenciado ese elemento fundamental de poder económico’ ya que, por ejemplo, ‘si los de Vigo pensaran que iban a tener mayoría’ y la entidad resultante de una fusión se emplazaría en la ciudad viguesa ‘defenderían’ ese postulado. Asimismo y tras reconocer que al PSdeG ‘le está costando hacer una definición clara en este tema’, señaló que en el proceso que rodea al futuro de las cajas ‘hay una desconfianza’. A pesar de ello consideró esta situación ‘la parte menos relevante’ del debate, para destacar la necesidad de que Galicia tenga ‘una entidad financiera propia potente y con capacidad para atender’ a empresarios y particulares, ante el peligro de que se pierda ‘en beneficio de entidades mucho mayores en las que Galicia quedará diluida’ al igual que pasó en otras operaciones ‘muy recientes’. Por ello, abogo por mantener las dos cajas ‘si puede ser’ ya que ‘están trabajando muy bien’, o en el caso contrario ‘que sea una, pero garantizar que sea una potente’. ‘Sería muy duro un proceso de fusión en el que Galicia estaría en minoría y el centro de decisión estuviera en Madrid’, advirtió. Además, alertó de que un proceso de fusión que integre a entidades de ámbito español dejaría la representación municipal gallega ‘en un tres por ciento’ y el peso de los ayuntamientos ‘sería testimonial’. En Vigo, Caballero dice que Caixanova ‘puede y debe’ continuar con su proyecto viable desde la ciudad. En Coruña, su alcalde defiende la creación de una entidad financiera ‘liderada’ desde la urbe herculina.

Te puede interesar