Economía

Makers, los ángeles de la guarda que ayudan al personal sanitario

Economía

VIGO

Makers, los ángeles de la guarda que ayudan al personal sanitario

Uno de los coordinadores de los makers con el primer envío de viseras, ayer.
photo_cameraUno de los coordinadores de los makers con el primer envío de viseras, ayer.
n n n El estado de alarma y la crisis sanitaria por el coronavirus no ha dejado indiferente a los makers, personas apasionadas del "hazlo tu mismo" y que emplean la impresión 3D para crear viseras de protección que tienen como destinatarios finales a trabajadores de hospitales, centros médicos, residencias o farmacias. 
"En Galicia somos más de 1.300 personas y formamos parte de un movimiento en toda España. Los gallegos comenzamos el viernes 20 y no solo somos makers, también hay personas que ayudan en la gestión, comunicación. Somos una gran cadena solidaria", señala el madrileño Said, aunque afincado en Nigrán, uno de los portavoces de Coronavirusmakers en Galicia. Por el momento ya han logrado validaciones por parte de la Xunta de sus prototipos de viseras, que sirven de protección gracias a protectores plásticos de PVC de encuadernar, por ejemplo. 
"Estamos recibiendo cada vez mas donaciones y una vez tenemos las viseras, nos ponemos en contacto con las autoridades sanitarias para que gestionen el reparto", indica Said. La falta de materiales de protección para quienes se colocan en primera línea de guerra contra el coronavirus movió a todos estos voluntarios que, por el momento solo producen patallas protectoras, a la espera del siguiente. "Sabemos que hacen falta mascarillas y respiradores, pero es una labor más ardua porque las comunidades autónomas todavía no las validan. En cuanto sea posible vamos de cabeza con los respiradores porque son esenciales para combatir el coronavirus", admite el portavoz de Coronavirusmakers en Galicia. 
Sus conocimientos en el "do it yourself" les permite crear en sus propias casas una de las palancas que se necesitan en estos respiradores para presionar la bolsa de aire: "Por el momento es la única pieza que podríamos hacer y estamos en contacto con empresas para prestarnos a ayudar", apuntan. Actualmente los makers gallegos trabajan todos a una, pudiendo producir cerca de 1.000 pantallas protectoras al día. "Nos estamos coordinando para hacer más, somos un movimiento altruista y saldremos todos juntos de esta", reconoce Said, aunque este acto solidario también conlleve en algún momento algún que otro contratiempo derivado de las averías de alguna pieza de estas impresoras: "No son industriales y tenemos que echarle horas, pero merece la pena el esfuerzo", añade.n