Economía

Hidrógeno renovable, el plan de la UE para reducir el CO2

Economía

Economía

Hidrógeno renovable, el plan de la UE para reducir el CO2

Frans Timmerman, en una comparecencia de prensa en diciembre de 2019.
photo_cameraFrans Timmerman, en una comparecencia de prensa en diciembre de 2019.
La Comisión Europea adoptó una doble estrategia para implementar esta tecnología en 2050
 La Comisión Europea (CE) adoptó ayer una doble estrategia para generar un hidrógeno 100% renovable que se implemente a gran escala en la economía de la Unión Europea en 2050 y mejorar la integración de todo el sistema energético europeo para contribuir a erradicar el CO2 de la UE. "Mientras seguimos combatiendo la pandemia, tenemos que pensar en nuestra estrategia a largo plazo", declaró en rueda de prensa el vicepreseidente de la Comisión Europea para el Pacto Verde, Frans Timmermans. La CE quiere que se produzca hidrógeno renovable, principalmente con energía eólica y solar, e integrar su cadena de valor para reducir costes y hacerla más competitiva en el mercado.
El hidrógeno (H2) es un elemento químico muy abundante que genera casi la totalidad de la energía producida por las estrellas y que en la superficie terrestre generalmente se encuentra integrado en otros compuestos como el agua o los hidrocarburos. Bruselas reconoce que, a corto y medio plazo, habrá que contar con "otras formas de hidrógeno bajo en carbono para reducir rápidamente las emisiones y apoyar el desarrollo de un mercado viable" para, más adelante, producir hidrógeno renovable a gran escala e integrar su cadena de valor desde la producción y su transporte. El objetivo es que se emplee en multitud de sectores, incluidas en industrias intensivas como plantas químicas o metalúrgicas, donde tiene difícil penetración la energía eléctrica porque se necesitan altas temperaturas y demostrar "que el acero verde es posible", dijo el político neerlandés ante el reto que supone el plan.
Bruselas empezará por crear "una tubería de inversión para aumentar la producción" con la creación de nuevas infraestructuras a través del plan de recuperación para superar la crisis económica generada por el coronavirus, e introduciendo estándares, terminología y certificaciones comunes que generen certidumbre para los inversores y hagan funcionar este proyecto.