El Gobierno ultima el recorte y la reorganización del sector público

Elena Salgado y Fernández de la Vega tras el último Consejo de Ministros.
El Gobierno está ultimando el plan de racionalización de estructuras de la administración general del Estado y del sector público, que previsiblemente llegará el viernes al Consejo de Ministros y que incluye una reducción del número de altos cargos y fusiones de empresas públicas.

Según han avanzado fuentes del Ejecutivo, se están cerrando todavía flecos del plan, que debería haberse aprobado a finales de marzo, según el programa de medidas contra la crisis anunciado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Congreso en febrero.

Apenas han trascendido detalles de este proyecto, enmarcado en el plan de austeridad, salvo que incluirá una reducción del número de altos cargos de la administración general del Estado y que se traducirá también en una disminución del número de empresas públicas mediante procesos de fusiones y concentraciones.

Esta medida conllevará una reducción de los cargos directivos y de los consejos de administración de las empresas y, según avanzó en su día la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, la revisión de sus retribuciones.

El plan afectará previsiblemente también a los numerosos órganos colegiados de la administración, que tienen funciones de asesoramiento o control y que se han ido multiplicando con los años.

La Oferta de Empleo Público para 2010, aprobada hace dos semanas, se enmarcó también en el programa de austeridad del Gobierno, que fijó la tasa de reposición (cobertura de vacantes) en el 10 por ciento.

Sólo se ofertarán 1.989 plazas para la Administración General del Estado (frente a las 15.084 del año pasado), principalmente en el Ejército y los Cuerpos de Seguridad del Estado, y 2.030 para la Administración de Justicia.

Te puede interesar