Atlántico

RUBÉN FERREIRO, CEO DE VIKO

“En Galicia falta un ecosistema que favorezca empresas pioneras”

Viko es un grupo de empresas especializadas en marketing para comercio electrónico que nació en Vigo y con un volumen de negocio de 14,3 millones, un 20% más.

Rubén Ferreiro en las oficinas de Viko en la viguesa plaza de Compostela.
Rubén Ferreiro en las oficinas de Viko en la viguesa plaza de Compostela.
“En Galicia falta un ecosistema que favorezca empresas pioneras”

 La compañía emplea de forma estable a más de 120 personas en sus proyectos y oficinas en Barcelona, Madrid, Vigo, México, Miami y Londres con clientes de primer nivel como Privalia, La Nevera Roja o Burger King. Viko está integrado por  cuatro agencias: Elogia (marketing online), Ibrands (conversión multidispositivo), Moddity (desarrollo de aplicaciones móviles) e Internet República (SEO); tres herramientas tecnológicas: Mittum (plataforma de envío de email marketing), Emma (app intelligence) y Moose (software de gestión masiva de páginas de destino); y un medio: Marketing4ecommerce.net.
Elogia ha cambiado de nombre y nace Viko.
Viko es una marca paraguas, es la marca holding. Nuestra marca madre era Elogia, que sigue siendo la agencia especializada en ecommerce y es la más grande de las ocho marcas que se engloban en el grupo Viko. Desde Elogia empezaron a surgir spin offs en diferentes tecnologías o empresas especializadas en un servicio concreto. La marca Elogia canibalizaba a las otras porque era muy conocida. Lo que hicimos fue crear una marca para el grupo que es Viko, que aglutina a siete marcas diferentes. 
¿Cuál es la más reciente de todas ellas?
Moddity, que está centrada en el desarrollo de mcommerce apps. Hicimos una joint venture con una empresa de Lleida, que desarrollaba aplicaciones móviles, y le propusimos sumar su experiencia en aplicaciones y la nuestra  en mobile commerce y crear esta compañía que sólo hace desarrollo para móviles. El mínimo denominador de todo el grupo es el ecommerce. Es un sector que tiene un potencial enorme. Empezamos en el año 2007 de la mano de Privalia, que hoy es líder en su segmento de outlet de moda en España, Italia, México y Brasil. Nosotros fuimos su outsourcing de marketing online en esos cuatro mercados y nos dio una visión de cómo se comporta un comprador online. 
Viko crece un 20% en el último año ¿hacia dónde va?
El dato es de grupo y se mantendrá en cifras similares. Pero al final hay que ver negocio a negocio. El de Elogia, que es el más maduro, más grande y centrado en servicios, tiene crecimientos más contenidos. En el caso de tecnología como Emma ahí las tasas de crecimiento son  mucho más agresivas, es una tecnología que gestiona el ciclo de vida de un cliente de una aplicación móvil, hace el proceso de saber cómo el usuario se descargó la aplicación, entender cómo se comporta, si la usa o no, y establecer una política de comunicación con el usuario. Emma se prevé que más que duplique facturación. 
¿En qué novedades están trabajando?
Donde estamos evolucionando es en una agencia relacional digital. Ayudarle a una marca a establecer un plan relacional con sus clientes a través del análisis de comportamiento de los usuarios, entenderlos y establecer políticas de comunicación. Nosotros veníamos de la pata que se centraba más en la captación de nuevos clientes y te das cuenta que es mejor mantener los que tienes. El usuario en internet es el más infiel porque no tiene ninguna barrera físico-temporal. Así que tienes que ser muy competitivo. Ser capaz de que los clientes que consigues sean fieles y mantener un plan relacional adecuado, con comunicación específica. Estar cerca de ellos es más importante que captar nuevos clientes. Así que estamos evolucionando mucho en el análisis de comportamiento de usuarios para saber qué podemos comunicar a cada uno. Hay un montón de información que hay que analizar y no hay en el mercado mucha gente que tenga experiencia en esa línea. 
El sector en Galicia ha crecido y evolucionado mucho. ¿Se marca diferencia en algún campo?
Lamento ser un poco pesimista en este sentido. El gap que hay con respecto a Barcelona y Madrid es muy grande. Esto requiere un ecosistema y que aquí cuesta. Para desarrollar una industria de este tipo hace falta educación, inversores, formación, empresas que provean de servicios … El ecommerce va ligado a emprendedores y en Galicia falta un ecosistema que favorezca que existan empresas pioneras. Conceptualmente sería muy fácil, porque emprender en internet no requiere de estar en ningún sitio. Pero sí necesitas un entorno y aquí no se está promoviendo como debiera.
¿Qué se puede hacer?
Hay un tema de base que es la formación. Entrevistamos a personas de Publicidad y Relaciones Públicas en 2015 y es exactamente igual que si la hubieras entrevistado en el 2000, no saben nada de digital. Nosotros somos una compañía de cantera por filosofía y porque no nos queda otro remedio, porque no hay profesionales en el mercado formados. Es increíble que en un país, con la tasa de desempleo juvenil que tenemos, que haya un sector que crece a doble dígito y no seamos capaces de encontrar perfiles. Es para preocuparse mucho. Hay una responsabilidad brutal de la Administración. La industria se desarrolla más lenta también por eso.