Navalia

La flota ya se prepara para el ‘tsunami’ de la descarbonización

Carlos Botana, presidente de la APV, ayer en la jornada celebrada en Navalia sobre combustibles verdes.
photo_camera Carlos Botana, presidente de la APV, ayer en la jornada celebrada en Navalia sobre combustibles verdes.
Los expertos coinciden en que la coyuntura supone una “gran oportunidad” y "muchos deberes”, como la necesidad energética y regulatoria de los nuevos combustibles

La Autoridad Portuaria de Vigo (APV) celebró en Navalia una jornada en la que expertos expusieron los principales escollos a los que deberán de hacer frente para lograr la descarbonización de la flota y su transición gradual hacia combustibles verdes. El presidente de la APV, Carlos Botana, estuvo acompañado por el secretario de Industria  de la Xunta, Nicolás Vázquez; y el director de Pesca de la Consellería do Mar, Antonio Basanta; así como el director del astillero Armón, Santiago Martín; el gerente de Aclunaga (clúster del naval), Oscar Gómez; el director técnico de Aister, Francisco Pita; el director de innovación y mercados de Energylab, Gerardo Rodríguez; Raquel Alonso, del equipo H2 Univergy; y el jefe del Departamento de Obras de la APV, Gerardo González. Según indicó Botana, “la transición energética es como un tsunami y, por eso, debemos plantarle cara para poderla navegar o surfear”. Para ello, recordó que “contamos con un gran talento”. “Tenemos ingenieros y una industria suficiente como para liderar ese camino”, dijo, y subrayó que la coyuntura actual supone una “gran oportunidad”, pero también “grandes retos y muchos deberes”, entre los que citó la necesidad energética que van a suponer los nuevos combustibles, sobre todo en el caso de la movilidad marítima, o la necesidad de un desarrollo legislativo. “Estos nuevos combustibles van a suponer un cambio en la legislación de las certificaciones de los buques, que tienen que ir de la mano de esa innovación”, remarcó.

Los participantes de la mesa apuntaron los retos tecnológicos y de financiación, la necesidad de una adaptación gradual y de ampliar plazos para no generar frustración, el problema que supone el almacenamiento de estos combustibles verdes en los barcos de pesca y la necesidad de mayor tamaño o la importancia de adaptar la normativa como los grandes retos que están provocando incertidumbre en el sector. Carlos Botana incidió en que “hay que dejar trabajar a nuestros ingenieros y a nuestros investigadores para que esos prototipos o que esas patentes las tengamos aquí, que es lo que buscamos con el proyecto Julio Verne: ir un paso por delante para liderar esa transformación tecnológica”.

Un proceso equilibrado, gradual y viable

Antonio Basanta informó de que el Gobierno gallego trabaja en la planificación de la descarbonización de la flota y destacó la importancia de que todos los pasos que se den cuenten con el apoyo del sector. Incidió en que la Consellería ya dispone de estudios en este ámbito con el objetivo de estudiar en profundidad cómo abordar el desarrollo de la actividad pesquera del futuro. “Con este objetivo -explicó- venimos colaborando con Universidad de A Coruña, la Fundación MarInnLeg, el Clúster Naval de Galicia y la Bretaña francesa para abordar conjuntamente las mejores fórmulas posibles para afrontar un proceso necesario y complejo”. También anunció una jornada por el Día Marítimo Europeo donde se harán públicas las conclusiones de los cuatro informes elaborados hasta el momento, la programación a futuro y las propuestas que se enviarán desde Galicia a Bruselas para garantizar una descarbonización de la flota gradual, equilibrada y viable.

Argentina prevé colaborar con astilleros vigueses

La crisis política entre los gobiernos de Madrid y Buenos Aires no parece que vaya a afectar inmediatamente a las relaciones comerciales y personales. Eso se puede deducir de las declaraciones de Pedro Andrés Wasiejko, presidente de Astillero Río Santiago, el más importante de Sudamérica, que estuvo en Navalia formando parte del pabellón institucional de Argentina, formado por seis empresas. “Nos sentimos como en casa y Navalia supone una oportunidad de generar una interacción entre el complejo de construcción naval de Galicia y de Argentina”, explicó a este diario.

"Hay espíritu de colaboración con los astilleros gallegos. Afrontamos un desafío en los próximos años para construcción naval y no vamos a poder hacerlo solos ni de manera aislada, pero sí en conjunto y de manera público-privada. Si hay una alianza con Galicia vamos a tener una posibilidad de éxito”, añadió. El presidente de los armadores de Vigo, Javier Touza, se mostró muy esperanzado en que pueda haber un acuerdo para la construcción de buques argentinos en los astilleros vigueses.

Te puede interesar