Atlántico

ECONOMÍA

Las finanzas que siguen la ley islámica se afincan en España

En este tipo de economía están prohibidos los préstamos con intereses o vender lo que uno no tiene

Presentación de Ceiefi en la localidad barcelonesa de Mataró.
Presentación de Ceiefi en la localidad barcelonesa de Mataró.
Las finanzas que siguen la ley islámica se afincan en España

La única entidad en España que ofrece servicios financieros islámicos, la cooperativa Coophalal, cuenta ya con un producto consolidado, un seguro de repatriación de cadáveres, y prepara el lanzamiento de otros dos, lo que evidencia el interés creciente hacia este sector que sigue la ley islámica. Creada en 2015 en Barcelona, Coophalal es una plataforma de inversores y emprendedores que quieren seguir los principios de las economías y finanzas islámicas, por lo que no funciona, por ejemplo, con préstamos con interés, sino que aplica el principio de participación y reparto de beneficios y pérdidas.
"El dinero sólo debe servir como intermediario y no ser un fin en sí mismo. Nuestras finanzas siguen los principios de la 'sharia': están prohibidos los préstamos con intereses o vender lo que uno no tiene, que es una de las causas de las burbujas que acabaron en crisis", explicó Najia Lotfi, presidenta del Centro de Estudios de Investigación en Economía y Finanzas Islámicas (Ceiefi). 
Este centro de estudios fue creado en 2013 para promover las finanzas islámicas en España y la formación de personal especializado, además de difundir sus principios y prácticas. Coophalal pretende ser una alternativa para ahorradores e inversores tanto musulmanes como no musulmanes que aspiran a participar en la actividad económica "bajo los principios de solidaridad y la justicia y responsabilidad social", asegura Lotfi.

Reparto de beneficios
A principios de este 2019, la asamblea general de la cooperativa se reunió para hacer repaso del último ejercicio, en el que, por primera vez, se han registrado beneficios, que se han repartido entre los socios en función del volumen de la aportación realizada y del tiempo que ha pasado desde que la hicieron. "Estamos satisfechos", aseguró esta economista y profesora universitaria de finanzas islámicas, que explica que la cooperativa ha puesto en marcha cinco proyectos de inversores que se han asociado, mientras que cuentan también con un grupo estable de ahorradores, procedentes de diferentes rincones de España. 
Takaful, el seguro de repatriación de cadáveres de inmigrantes que comercializa y gestiona la cooperativa, cuenta con una demanda consolidada tanto de residentes en España, la mayoría, como del extranjero, y ha empezado a generar un excedente que, de momento, se destina a un fondo de reserva.
La cooperativa planea ahora dar un paso adelante y lanzar dos nuevos productos financieros, uno en el ámbito de la salud y otro, en el de la educación. Pese a la buena evolución de su actividad, sus impulsores quieren esperar a consolidarla antes de crecer fuera de Cataluña, después de haber detectado interés por abrir una delegación en Madrid y en Granada.