La Eurozona tendrá que esperar a 2014 para volver al crecimiento

La economía de la eurozona retrocederá el 0,3 % en 2013 y habrá de esperar hasta 2014 para que su PIB alcance un moderado 1,4 %, en un entorno en que el alto nivel de desempleo está en el centro de las preocupaciones, afirmó hoy la Comisión Europea (CE).
El Ejecutivo comunitario presentó sus previsiones macroeconómicas para la Unión Europea (UE) y los diecisiete países que comparten el euro para 2013 y 2014, y para estos últimos avanzó un retroceso del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,3 %, dos décimas por debajo de las avanzadas en noviembre pasado, cuando vislumbraba el fin de la recesión para este ejercicio.

Los progresos llegarán en 2014 cuando la economía de la zona euro se sitúe en el 1,4 %, según esos pronósticos, que para el conjunto de la UE se espera que el aumento del PIB sea del 0,1 % este año y del 1,6 % el siguiente.

La recuperación gradual de la confianza y la mejora registrada en la economía global se percibe entre los socios de diferente manera, y así se pronostica que en 2013 Francia permanecerá prácticamente estancada, con una evolución al alza del 0,1 %, debido al aumento del desempleo, y con un repunte del 1,2 % en 2014.

En el caso de Alemania, la Comisión Europea destaca que la ralentización económica se acentuó a finales de 2012, que concluyó con una progresión del PIB del 0,7 %, mientras que para este año se espera un modesto 0,5 % y se situará en el 2 % en 2014.

En 2013 el Productor Interjior Bruto de siete socios de la eurozona será aún negativo (Grecia, España, Italia, Chipre, Holanda, Portugal y Eslovenia), mientras que los demás tendrán tímidos crecimientos positivos y Estonia será el mejor alumno con un aumento del 3 %.

Te puede interesar