Economía

La entrada en concurso de Barreras coge fuerza ante el cisma accionarial

Economía

economía

La entrada en concurso de Barreras coge fuerza ante el cisma accionarial

Los trabajadores salieron a la calle en una manifestación que transcurrió por Beiramar hasta la Xunta.
photo_cameraLos trabajadores salieron a la calle en una manifestación que transcurrió por Beiramar hasta la Xunta.
Los trabajadores presionan con una huelga de 4 horas y reclaman que se retome la actividad antes que vender
 La situación en Hijos de J.Barreras es límite ya que lleva más de un mes en preconcurso de acreedores y tiene un importante desequilibrio patrimonial que llevaría al astillero directo a la liquidación. Por eso la entrada de la compañía en concurso de acreedores no parece descabellado y es una de las opciones que coge más fuerza en las últimas semanas, según constatan a este diario diversas fuentes próximas a la empresa.
Y es que acogerse a este fórmula jurídica, supondría que un administrador concursal llevaría las riendas supliendo el vacío que hay en estos momentos -la cúpula directiva fue cesada-. 
Pero el astillero vigués tiene otro frente abierto con un cisma accionarial sobre la mesa que dificulta la venta de la compañía y que estaría al margen de que una posible entrada en concurso. "Hay mucha incertidumbre, negociaciones a muchas bandas pero no somos capaces de saber dónde está la solución", resumía ayer el presidente del comité de empresa, Sergio Gálvez minutos antes de encabezar una manifestación que los trabajadores llevaron a cabo desde Beiramar hasta la Xunta. 
Buena parte de los trabajadores del astillero, junto con delegados y operarios de las auxiliares, se sumaron a una huelga de 4 horas con la que buscaban presionar y dar visibilidad al conflicto. "Esto no da para mucho más, estamos aquí para testimoniar que queremos que se ponga en marcha la actividad de manera urgente", explicaba Gálvez, que antepone la reactivación de los contratos a la venta del astillero. "Cualquier solución que venga y que traiga viabilidad y carga de trabajo nos parecerá bien, siempre y cuando no haya una liquidación o que el astillero acabe en concurso, señala.
La manifestación transcurrió por Beiramar, provocando cortes de tráfico en una manifestación que contó con la presencia de las socialistas Olga Alonso y Ángeles Marra. Finalizó ante la Xunta, donde una representación de los trabajadores fue recibida por la delegada, Corina Porro, a la que trasladaron la "falta de implicación" por parte del Gobierno gallego en una crisis que afecta a más de un millar de empleados contando la industria auxiliar. Porro les informó de una negociación ayer a las siete de esta tarde en Madrid, con Ritz-Carlton, Cesce, Pymar, el ministerio y la Xunta, a la que seguirá otra reunión del Igape con los trabajadores. 

Más en Economía
Comentarios