Atlántico

ECONOMÍA

Empresarios de Vigo piden que el registro laboral sea flexible

La patronal provincial ve con buenos ojos la nueva normativa "para luchar contra la competencia desleal y fraude laboral", pero pide que "no suponga un corsé"

La patronal gallega del metal, Asime, celebró esta semana una jornada sobre el control horario laboral.
La patronal gallega del metal, Asime, celebró esta semana una jornada sobre el control horario laboral.
Empresarios de Vigo piden que el registro laboral sea flexible

A punto de cumplirse una semana de la norma que obliga a registrar la jornada de trabajo en España, los empresarios de Vigo hacen balance y califican de "buena la iniciativa si sirve para luchar contra la competencia desleal y el fraude laboral". Habla el presidente de la patronal provincial, Jorge Cebreiros, que admite que la acogida está siendo buena, pero pide "flexibilidad y un margen de tiempo prudencial para que las empresas se puedan ir adaptando", así como delimitar qué es tiempo efectivo de trabajo. "Aunque llega como una imposición, en realidad es una oportunidad que nos permitirá optimizar los procesos y la organización dentro de las empresas. Será bueno para todos, pero no se debería ser sumamente estricto porque supondría un corsé" señala el presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP). 
En este mismo sentido se manifiesta César  Ballesteros, presidente de la Federación Provincial de Empresarios de Hostelería (Feprohos), que ve conveniente un tiempo de adaptación. "El sector hotelero y de restauración tiene peculiaridades y quedan huecos que no están claros y generan dudas", indica Ballesteros, haciendo referencia especialmente a las pymes, que son la inmensa mayoría, mientras que las en la parte hotelera las compañías medianas y grandes "ya están profesionalizadas desde hace años". "Me parece bien que sirva para hacer limpieza en el sector, donde se dan algunos casos de trabajadores que no están dados de alta, pero se necesita un tiempo de adaptación", indica en referencia a "las muchas normas atropelladas que nos llegan últimamente", como el uso de tuppers para entregar al cliente la comida que no consume.
En el comercio, el gerente de Centro Príncipe, Enrique Núñez, dice que esta nueva norma obligatoria "no ha supuesto ningún problema" porque las grandes cadenas "ya fichan desde hace mucho tiempo y los pequeños, con 1 o 2 empleados optan por papel y boli". "En nuestro sector no hay fraude como puede haber en otros, el trabajador está en su puesto, eso se ve y apenas ha variado nada", señala.
La Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime), con sede en Vigo, celebró esta misma semana en Ferrol un encuentro de trabajo a propósito de esta temática para explicar el funcionamiento de soluciones tecnológicas para dar cumplimiento a esta nueva obligación. "Desde Asime se recomienda apostar por un sistema que permita digitalizar los datos y llevar un cómputo diario que permita comprobar los excesos y defectos de la jornada diaria, a fin de garantizar que no se exceden los límites establecidos por las diferentes normas laborales". 
Por la parte sindical, CC OO hacen una "muy buena valoración", pero lamenta que se haya tenido que llegar a esta situación a raíz de una sentencia del Tribunal Europeo de Justicia en la banca. "Está claro que hay que pulir ciertos puntos dependiendo de los sectores y también del tamaño de las empresas, pero Inspección de Trabajo ya dijo que iba a ser flexibles con las pymes", indica Amelia Pérez, secretaria comarcal del sindicato.