Atlántico

ECONOMÍA

Los empleos más difíciles de cubrir en Vigo están en la pesca y el metal

Ambos sectores acusan un déficit de 2.500 trabajadores, sobre todo frigoristas navales y jefes de máquina

La pesca de altura y gran altura es la más afectada.
La pesca de altura y gran altura es la más afectada.
Los empleos más difíciles de cubrir en Vigo están en la pesca y el metal

Si hay un sector al que le cuesta encontrar trabajadores, es el de la pesca. Un problema  que se da en toda España y muy especialmente en Galicia y en Vigo, donde hay otra actividad que también acusa déficit de trabajadores, el metal.
El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) así lo constata en el informe de ocupaciones de difícil cobertura del primer trimestre del año que detecta un total de 20 profesiones en la provincia de Pontevedra, de las que 18 son del sector marítimo-naval. Frigoristas navales, jefes de máquinas de buques mercantes, maquinistas navales, mecánicos de litoral, pilotos y sobrecargos de buques encabezan el ranking. Le siguen oficiales radioeléctricos de la marina mercante, cocineros de barco, auxiliares de buques de pasaje, camareros de barco, mayordomos de buque, caldereteros, engrasadores de máquinas de barcos, bomberos de buques especializados, contramaestres, marineros y mozos de cubierta. Se cuelan entre este listado de profesiones dos ajenas al sector pesquero-marítimo que son deportistas profesionales y entrenadores deportivos. 
La Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI) achaca esta falta de personal cualificado a dos situaciones, la falta de relevo generacional provocada por la jubilación de las personas que embarcaron en los años 80 -cuando se construyó la mayor parte de los buques arrastreros de larga distancia- y, por otra parte, al escaso atractivo de la pesca para los jóvenes. Los armadores necesitan, al menos, medio millar de empleos, señala el presidente de ARVI, Javier Touza, que advierte que el déficit de profesionales del mar se detecta también en la pesca de litoral, pero se agrava en la pesca de altura y gran altura, especialmente en los palangreros y barcos de arrastre en los que las campañas duran meses.
En el caso del sector metalúrgico, la necesidad de trabajadores se incrementa hasta los 2.000. Las empresas necesitan soldadores, electricistas, ingenieros, tuberos o fresadores, entre otros puestos.La patronal gallega del metal Asime, acaba de firmar un acuerdo con la plataforma Infojobs para ofertar esta demanda de profesionales cualificados.