Mar

El cupo de sardina sube un 35% y da alivio a la flota del cerco

Barcos del cerco amarrados en el muelle de O Berbés.
photo_camera Barcos del cerco amarrados en el muelle de O Berbés.
El sector se beneficiará de 2.100 toneladas adicionales mediante un intercambio con Portugal que permitirá seguir pescando “al menos hasta finales de septiembre”

La Secretaría General de Pesca ha repartido una cuota adicional de 2.100 toneladas de sardina ibérica para la flota española, obtenida mediante un intercambio con Portugal. Con este incremento, la cuota total disponible de sardina ibérica para la flota española en el presente año es algo superior a las 21.000 toneladas, lo que supone un incremento de más del 35% con respecto al año anterior.

 

 

La flota de cerco de Vigo será una de las beneficiadas, ya que tenían previsto alcanzar el límite de la cuota asignada inicialmente este mes. Con esta ampliación podrán seguir pescando al menos “hasta finales de septiembre”. Según explica Lupe Piñeiro, la presidenta de la Asociación Provincial de Armadores de Buques de Cerco, el intercambio de la cuota con Portugal es “muy necesario” porque si no “nos quedaríamos en el aire”.

Todo ello durante una campaña que está siendo especialmente positiva para el cerco en cuanto a capturas. “No hay problema para coger las cuotas, hay pescado para eso y mucho más”, asegura Piñeiro. Sin embargo, no está siendo tan rentable en cuanto a términos económicos. La principal razón es que los ejemplares que se están capturando en la zona de Vigo son en su gran mayoría “medianillos”, de escaso tamaño, cuyo precio en las lonjas es más bajo que la sardina que se está pescando en la zona de Ribeira. La sardina viguesa se está vendiendo en las lonjas a precios que rondan de media un euro el kilo, mientras que en el norte llega a valer el doble.

Esta nueva cantidad de cuota se ha obtenido a cambio de cuota de pez espada del Atlántico norte, de la que España tiene un cierto excedente en 2023, y se enmarca en las negociaciones con otros países comunitarios para mejorar las cuotas disponibles anualmente para la flota española. Por ahora y vistos los consumos de cada modalidad en este momento de la campaña y la referencia de los años anteriores, la Secretaría General de Pesca ha situado la mayor necesidad de actual de cuota por parte de las flotas de cerco, racú y piobardeira del Cantábrico y noroeste, que han consumido ya más del al 90% disponible. Por el contrario, del resto de modalidades -los buques que faenan con el arte de xeito y el cerco del golfo de Cádiz- no superan el 30% de consumo. Por ello, Pesca ha decidido asignar el 60% de las cantidades adicionales obtenidas a las flotas de cerco, racú y piobardeira del Cantábrico y noroeste. El 40% restante será para las demás modalidades mencionadas.

Un reparto que no convence a la flota de cerco de Vigo. “No lo vemos muy justo, donde se está pescando es en el Cantábrico y noroeste”, afirma Piñeiro. Por ello, piden que en el último trimestre del año se ponga en marcha una “bolsa común”, para evitar que a partir del último trimestre, como ocurrió años anteriores, se tenga que recurrir a “alquilar la cuota” al Golfo de Cádiz para seguir pescando “donde hay sardina”.  “No supone ampliar la campaña o la cuota, solo afecta al reparto y se evitaría ese mercadeo que está habiendo los últimos años”, asegura.

Te puede interesar