Atlántico

ECONOMÍA

Los convenios de PSA Vigo y el metal finalizan en pleno parón económico

Empresarios y sindicatos están llamados a negociar nuevos acuerdos que afectan a más de 30.000 trabajadores
Del convenio de PSA Vigo dependen 6.000 trabajadores.
Del convenio de PSA Vigo dependen 6.000 trabajadores.
Los convenios de PSA Vigo y el metal finalizan en pleno parón económico
Los dos convenios colectivos más importantes de Galicia comenzarán a negociarse en pocos meses tras su vencimiento a final de año. Por un lado el del sector del metal de la provincia de Pontevedra, referente a nivel nacional y por el que se amparan más de 25.000 trabajadores y unas 3.000 empresas. Por otra parte, el de la factoría viguesa de PSA Peugeot-Citroën con 6.000 empleados, así como Borgwarner, con cerca de 800 personas en plantilla, cuyo convenio también finaliza. 
A nadie se les escapa que las negociaciones llegan en un momento delicado de la economía, con una desaceleración a nivel estatal y un momento controvertido en la industria gallega, especialmente la viguesa por la complicada situación de sus dos mayores astilleros, Vulcano (en liquidación) y Barreras (en preconcurso de acreedores) y una gran masa de la industria auxiliar afectada. "Pelearemos por los derechos de los trabajadores y por la recuperación salarial", indica Celso Carnero, secretario comarcal de la federación de industria de CC OO, que recuerda que en los últimos once años -cinco convenios- la CIG no estuvo presente en los acuerdos del metal, "lo que hace presagiar lo que puede pasar este año". 
En el caso de la factoría de PSA Vigo, el cisma sindical es importante ya que solo el SIT -que tiene mayoría absoluta- refrendó el último convenio que estuvo marcado, entre otros asuntos, por las importantes pérdidas económicas y sociales de los últimos cuatro años. La paz social en la factoría de Balaídos es más importante que nunca ya que la negociación llega en un momento clave, con varios lanzamientos de vehículos -el nuevo todocamino de Peugeot y la furgoneta de Toyota- y en la carrera por conseguir nuevos proyectos. 
El director de la planta, Ignacio Bueno, y el presidente del grupo, Carlos Tavares, hicieron un llamamiento a la responsabilidad y a la reducción de costes.